RSS

Parece que el tema de la videncia está en boga en los últimos años, cuando me preguntan si creo en los videntes, la respuesta es no, y si acaso, podría llegar a admitir que hubiesen un centenar en el mundo, no dos millones como parece que hay ahora,

Hay una confusión entre videncia y clarividencia, ¿Qué es exactamente videncia?, ver el futuro, pero ver el futuro como si fuese una película, así pasará exactamente, y verlo a voluntad.

Pues que quieres que te diga, no me lo creo, el futuro es algo que nosotros mismos fabricamos a cada instante con cada decisión que tomamos, ve a un tarotista, que te haga una tirada, que te la explique y pregúntale lo siguiente: si mañana decido meterme heroína en las venas, ¿esto cambiará?, a ver que te dice.

Si eso fuese así, entonces el tarot no serían tendencias si no sentencias, ya puedes hacer lo que quieras que aquello será de aquella manera inexorablemente, eso es ver el futuro, sin margen de error, eso es videncia.

Otra cosa es clarividencia, ahí podríamos abarcar varias cuestiones, así como grados, la clarividencia es como un flash que viene en un momento dado sobre algún tema, situación o persona, exactamente como les pasaba a los profetas cuando tenían una visión, la tenían en el momento más inesperado, no cuando estaban en oración, y que sepamos, ahora ya no hay profetas, que son los que veían el futuro claramente, así lo escribían y así se cumplía, al pie de la letra.

Examinemos por un momento a los magos mas famosos de la historia, los caldeos, de Babilonia, (no confundir con la nación Caldea), y los sacerdotes Egipcios, cuando eran consultados se remitían a los augurios, marcaban las tendencias, prevenían sobre los peligros, y aconsejaban sobre la prudencia, o sea, que de claridad nada, porque si tan claro estaba, como en una película, ¿para que tomar precauciones?, el desenlace debía ser incuestionable, ¿no?, y comparados con tiempos antiguos hemos retrocedido mucho mas que avanzado en temas mágicos.

En la clarividencia entran las corazonadas, los presentimientos, la certeza de algo en concreto en un momento dado, pero no cuando a ti te da la gana, si no una sensación que aparece de repente, con o sin cartas, está íntimamente ligada a la intuición, y no tiene una explicación lógica, pero ahí está.

Pongamos los ejemplos más claros aceptados por todos, la sensación que puede sentir un gemelo por el otro cuando están lejos, la misma sensación que puede tener una madre que justamente en este momento está pasando algo a su hijo, otro tipo de sensaciones podría ser entre otras, notar que en algún lugar ha pasado o puede pasar algo en un lugar en concreto, saber que alguien va a morir pronto, notar un rechazo hacia alguien sin motivo, a lo mejor en su presencia, a lo mejor solo por una foto o cien cuestiones más que harían el escrito interminable.

¿Y tu?, ¿Qué opinas al respecto?

Patricio

Deja un comentario