RSS

Ayer por la tarde hablaba con una administradora compañera en la página, pues hacía días que me rondaba una idea por la cabeza, cambiar el nombre de Mundos Sutiles, por otro y abarcar una serie de temas que normalmente no suelen salir.

¿Temas como que?, como historia del arte, explicación y desarrollo de una obra de arte, hasta ahí hemos hecho alguna cosilla pero vuelta otra vez a los mismos temas de siempre.

Hubo un momento que la cuestión tomó otro cariz cuando le comenté: pues ha habido veces que he hecho algún borrador sobre el arte de ligar, aplicado a los hombres, claro, no me veo ligando con un señor con bigote y despertar al día siguiente con su aliento en mi cogote.

La cosa pasó a temas sexuales, de los cuales también nos dimos nuestra visión particular, muy parecida para ser sexos opuestos, si, me decía ella, pero no por eso debes cambiar el nombre, variando solo el rumbo tienes suficiente y nos da más versatilidad, si, le decía, ¿pero como explico que el pene no es el primer órgano que da placer a una mujer, si no el tercero, aunque siempre hay excepciones?, ¿Cómo explicar que hay que calentar motores?.

Quien mas ha influenciado en mi forma de ver el tema sexo en estos últimos años ha sido mi amigo japonés Shimoda, y me decía ella, pues plantéalo como alumno suyo, lo que has aprendido, tus deducciones, y tus experimentos sobre el tema tanto triunfos como fracasos.

También hablar de personajes famosos del pasado, hablando de su momento histórico, pues sin esto es imposible comprender al personaje, así como sus circunstancias.

Ya se que pego el mismo rollo muchas veces, pero también puede servir de trampolín para ti, que tienes algún tema del que entiendes un poco y a los demás nos puede venir muy bien, pues como decía Einstein, todos somos unos ignorantes, lo que ignoramos cosas diferentes.

Venga, vamos a darle caña a la cosa y si a alguien no le gusta igual es que debería buscar otra página mas uniforme, porque de vez en cuando esta se va a poner un poco transgresora dentro de la educación y los buenos modos, pero no por eso sin decir las cosas.

A veces he pensado que me gustaría ser mujer por unos días para experimentar el cambio a todos los niveles, pero no una mujer donut, naturalmente.

Además tenemos a Rufina para que nos de también su visión de las cuestiones mas truculentas

Patricio

Deja un comentario