RSS

 

Ayer por la noche, hablando con Eve Lizznab, salió una cuestión, los trabajos con tierra de cementerio, pues Eve conocía a alguien con unos síntomas como mínimo sospechosos.

La primera cuestión fue comentar lo siguiente: en estos temas, lo primero es buscar una explicación lógica al/los síntomas, solo cuando toda explicación lógica ha sido desestimada es cuando hay que empezar a plantearse otros tipos de cuestiones, hay veces que se confunden malas rachas o enfermedades a cuestiones mágicas, aquí hay que ser un poco cuidadoso.

Comentamos que en si sola, la tierra de cementerio es solo un ingrediente para este tipo de trabajo, hay mas, aunque dudo que demasiadas personas conozcan el proceso entero, solo voy a comentar dos cuestiones a nivel informativo, hablando de esto como de cualquier otro tema, mas no comento, no lo hago nunca, la magia oscura es como mínimo peligrosa, está entre los hechizos de odio.

Se construye un ataúd pequeño expresamente para esa persona y para ese ritual en concreto.

Se confecciona un muñeco que represente a la persona, ahí Eve preguntó ¿Cómo Ezequiel? La respuesta fue: no, es diferente, se confecciona un muñeco que tenga la apariencia lo mas parecida a la persona, utilizando para ello alguna prenda de su ropa que se haya conseguido de cualquier forma, habiendo alternativas en caso que no fuese posible, añadiéndole también algún testigo áurico, siguiendo un ritual bastante desagradable.

Aquí, en este punto, Eve y yo decidimos publicar esta conversación y que fuesen los comentarios y las aportaciones los que acabasen de complementar este espinoso tema, pero al final, un tema, como cualquier otro tema.

Dibujo de Mariña Portas Montero

Patricio

 

 

Deja un comentario