RSS

Me hace mucha gracia cuando en algunos círculos se habla de libertad en lo esotérico, y después, cuando discrepas, te tachan de aficionado e ignorante, por ejemplo, asisto a un ritual de los llamados clásicos, el oficiante enciende las velas con cerillas sin cabeza, un ingrediente más para hacer de aquello una obra de arte.

Posteriormente, el mismo oficiante viene a un ritual que haces tú, enciendes las velas con una cerilla normal, ¿y que pasa?, primero te mira con desaprobación, y después, en público o en privado, en un momento dado empezará a darte instrucciones sobre el encendido de las velas y la tradición brujeril dándose unos aires de sabelotodo que alucinas.

¿Qué tradición?, ¿dónde está escrito?, ¿desde cuando es esa tradición?, te preguntarán, ¡ah!, desde siempre, ¿tiene mas de mil años?, y mas de dos mil, y mas de tres mil, ¿y no hay nada escrito al respecto?, lo digo porque las cerillas con cabeza se inventaron a finales del siglo XVII, y si antes no existían, tampoco existía el concepto con o sin.

Veamos quien inventó las cerillas con cabeza, un señor llamado Henning Brand, un alquimista de Hamburgo sobre el año 1670, en esos momentos, el señor Brand estaba haciendo unos experimentos con orina, uno de ellos que permitiese transformar los metales no nobles en plata, entonces, entre experimento y experimento, se le ocurrió lo siguiente, reunió cierta cantidad de orina, la dejó pudrir dos semanas, la llevó a ebullición, le quitó la parte líquida, quedando al final un residuo sólido, mezcló un poco de este sólido con un poco de arena, calentó la mezcla a muy alta temperatura y recogió el vapor que salió de allí, cuando el vapor se enfrió quedó una sustancia blanca, muy inflamable, que brillaba en la oscuridad, a la que llamó “fuego frío”.

Hay tres tipos de fósforo, la palabra la aplico al descubrimiento partiendo del hallazgo sinónimo de cerillas, no confundir con el fósforo de la naturaleza, el químico activo,  el fósforo blanco que fue el que inventó Henning, el rojo y el negro, ¡ostias! ¡Qué casualidad!, los tres colores básicos de la alquimia, añadamos otra idea, la palabra alquimia, proviene del árabe al-kimia y significa química.

Posteriormente, otro alquimista llamado Sigmon Scheele ideó la fórmula para extraer el fósforo de huesos calcinados, macabro pero alucinante.

El fósforo blanco es altamente venenoso y fue utilizado para cargarse gente, durante el siglo XIX especialmente

Otra curiosidad muy curiosa, la palabra fósforo en griego significa “portador de luz”, ¡ostias!, como Lucifer, para que luego digan que encender una vela con una cerilla no es esotérico.

Por otra parte imagina que estás en pleno siglo XII, asistes a un ritual, y La velas las enciende el oficiante con una cerilla que hace una luz que explota en el aire, algo que antes ni habías imaginado, aquello te parecería de lo más fascinante ¿no?

Cada uno que piense como le de la gana, pero cuando uno se ria de otro, al menos que lo haga desde una base de conocimiento, si no, corre el peligro de hacer el canelo, brujería marxista, no socialista, si no de los hermanos Marx.

Patricio

Deja un comentario