RSS

Este es uno de los miedos generales, a cagarla otra vez, en el amor, con los amigos, con la familia, hay tantos y tantos ejemplos, pero voy a hablar sobre el amor que es lo mas sustancioso y mas nos lleva de cabeza, los males de amores, y las cagadas tipo record Guiness que hemos cometido la mayoría.

Como punto de partida he cogido la carta La Rueda, pues ilustra perfectamente la jugada, te enamoras, estás ascendiendo, te pones monopensamiento y aquello parece entre la conquista del Himalaya y Misión imposible, ¡¡¡¡me muero de amores por alguien que no me hace ni oreja!!!!.

Asciendes un grado, y te encuentras en la cima, tus deseos han sido colmados, te sientes el rey de La Rueda, victorioso, ¡por fin!, ya no necesitas nada mas en la vida, aquel tiempo eres tan feliz que no te lo puedes creer, te lo creerás en el siguiente paso.

Vamos para abajo, aquello se ha ido a la mierda, nos sangra el corazón, el alma, las pupilas, los tobillos, todo, estamos comiendo y llorando a la vez, la tristeza se apodera de nosotros, entonces pasamos al departamento de autoacusaciones, y nos maltratamos sin piedad, nos juramos ¡nunca más!

Claro, como la última vez, y la penúltima, y la antepenúltima, ¿qué pasa?, ¿no te puedes equivocar las veces que te de la gana?, en el fondo solo se trata de cambiar ese juez tan hijo de puta que tenemos dentro a veces y cambiarlo por otro más colega, muchísimo mas transigente y comprensivo.

La vida es algo que te lo puedes tomar de dos formas, como una tragedia, prepárate a sufrir de lo lindo, o como una comedia, aquí te vas a reír mucho, sobretodo de uno mismo, es como despertarse, ver que hay un personaje que no recuerdas muy bien haberte acostado la noche anterior, lo miras y piensas, ¡ostias! ayer debía estar yo muy mal, ¿qué harías?, ¿reír o llorar? ¿Qué se vaya rápido o prepararle el desayuno?

Tragedia o comedia, y lo mas gracioso es que la decisión la tenemos nosotros, somos los que nos ponemos las gafas para ver de uno o de otro color.

Un dos tres, caguémosla otra vez, al menos estaremos entretenidos, mira al personaje que desciende, y si optas por tragedia, cógete bien fuerte, como él, así la ostia será mas leve.

Patricio

 

Deja un comentario