RSS

Leo mucho sobre dar segundas oportunidades, parece que todo el mundo está de acuerdo, a mi me gustaría poner la nota discordante, mas “tocando el suelo”.

Las segundas oportunidades son como las segundas partes de las películas, casi siempre son malas, un error típicamente humano, ¿Recuerdas alguna segunda parte de alguna peli que estuviese al nivel de la primera excepto quizás, El Padrino?, ¿las demás que?, una mierda, vas ilusionado al cine y sales decepcionado.

¿Qué pasó la primera vez?, te pillaron confiado, al descuido, así te la metieron, porque no calculaste que hay personajes diferentes a ti en todo, sobretodo en planteamientos de vida, ¿y que vas a hacer?, ¿dar otra oportunidad para que te jodan otra vez?

¿Cómo acabó la otra vez? fatal, y ahora se te ha metido en la cabeza que la cosa ha cambiado, que tiene otra perspectiva, la otra persona no es la misma, ¡claro que no es la misma!, es peor, se ha refinado, te conoce perfectamente, y si ha vuelto es porque algo quiere, aunque solo sea joderte por algo que según su punto de vista todavía quedó pendiente, y para ello utilizará cuanto se le ocurra.

¡Ah, que ya no te acuerdas!, claro, hace tanto tiempo, y en el fondo no fue para tanto, eso es porque tienes poca memoria o ganas de perdonar, algo muy loable, un primer paso para la reconciliación, un primer paso para que te jodan vivo otra vez, ¿y después vendrás otra vez lamentándote?

Me hace mucha gracia todos estos orientalismos que utilizamos para nuestro crecimiento espiritual, los cuales no llegaremos a comprender nunca como un oriental que sepa mas bien poquito del tema, porque somos occidentales y así es la cuadratura de nuestro pensamiento, pero digamos que es así porque la gran mayoría del mundo esotérico así lo cree.

Pues si aprendemos estos conceptos aprendamos también los de supervivencia básica, observa, analiza, lee en la mirada, desconfía, aprende de tus errores, y cuando el enemigo te pida reconciliación, cómprate un chaleco anti balas, solo por si acaso, y de paso ve afinando tu puntería.

Habrá quien pensará de forma diferente, totalmente diferente, claro, a mi también me pasa a veces, normalmente justo antes de cagarla otra vez.
Patricio

 

 

Deja un comentario