RSS

Ring…ring… ¿Rufina?,  soy Templanza, oye, el otro día me decías que no salías los fines de semana, que te quedabas en casa, ¿te quieres venir este sábado conmigo?, tengo un plan fabuloso.

Cogeremos El Carro e iremos a una conferencia que imparte un chico más sabio que El Papa, si, y más apuesto, se llama Ángel, como yo, cuando habla parece un Emperador, le da mucha Fuerza a su mensaje, sentado en un trono, como La Justicia, es un libro abierto, si, si, como el de La Sacerdotisa, al principio avanza lentamente, como El Ermitaño, estamos todas medio Enamoradas de él, esa espiritualidad que le hace ser tan modesto, como La dama de la Estrella,  un Sol de hombre, te recojo a las 9, ¡ya veras que bien lo pasamos!

Ring…ring… ¿Rufina?, soy El Diablo, oye, el otro día me decías que no salías los fines de semana, que te quedabas en casa, ¿te quieres venir este sábado conmigo?, tengo un plan fabuloso, Te voy a llevar a cenar a la marisquería La Torre, vas a cenar y te van a servir como a una Emperatriz, si, ya se que comes muy poco, no te preocupes, es estilo oriental, unas Ruedas dando vueltas por el aire, con platos muy pequeñitos, a tu gusto, no, no se como lo preparan, solo se que lo hace El Mago, después, bien satisfecha, iremos a pasear a la luz de La Luna, haciéndome El Loco te llevaré a mi casa, nos fumaremos unos porros y tomaremos unas cervezas, hasta quedarnos casi Colgados, entonces te llevaré a la cama y moveremos El Esqueleto, jadearás y te correrás como una loca, se enterarán hasta los vecinos, como en el Juicio, entre el cuelgue y el quiqui te quedarás como flotando, fuera de El Mundo, como los ángeles, yaciendo entre bueyes, águilas y leones, y todo con esta lengüita y esta manita que tengo libre, con ella incendio tu interior hasta hacerte estallar, te recojo a las 9, ¡ya verás que bien lo pasamos!.

Ring…ring… ¿Templanza?, soy Rufina, llamo para darte un disgusto, se ha muerto mi abuela, no se chica, me lo acaban de decir, y el sábado no puedo ir, ¡ay nena!, ¡¡¡¡¡mi abuela!!!!!, ¡no sabes que disgusto!, si, si, lo del sábado,  ¡con las ilusiones que me había hecho!, pero ya sabes, la obligación es lo primero, si, si, cariño mío, la próxima vez iré, no olvides avisarme.

Adiós guapa, adiós, y gracias por acordarte de mi.

Hoy es sábado, ¿sabadete?

Patricio

Deja un comentario