RSS

Esto es algo que tenemos los humanos tropezar mas de una vez con la misma piedra, repetimos errores, a veces parece que no aprendamos, la cagamos, sufrimos las consecuencias y repetimos, sobre todo en el terreno afectivo, tanto de amores como de amistades.

Esta es la Rueda invertida, otra vez lo mismo, la misma cagada, entonces te maldices y piensas: lo sabía, ¿y si lo sabías por que has caído otra vez?, porque muchas veces no suele coincidir lo que nos gusta con lo que nos interesa, porque no es lo mismo vivir que hibernar.

Si hablamos de lo emocional amoroso la cosa es complicada pues muchas veces no sabemos lo que queremos, lo que si sabemos es lo que no queremos, y por el solo hecho de ser diferente de lo anterior nos parece una maravilla cuando a la corta resulta que es peor.

¿Y en cuanto a los amigos?, estamos diseñados para comunicarnos, todos necesitamos algún amigo, nos olvidamos de palos pasados, nos confiamos, nos abrimos, nos joden y nos quejamos, ¿acaso no hemos aprendido nada?,

Parece mentira, pero cuando cometes un error y no lo corriges la tendencia es a cometer uno mayor, ¿Por qué?, porque descuidas los principios básicos, parece que los animales son mas listos, ya sabes, aquello del gato escaldado, pues a veces nos quejamos por escaldarnos y a lo mejor lo podríamos haber evitado perfectamente, simplemente aplicando la palabra experiencia propia al asunto.

De todas formas hay que equivocarse y cagarla de forma dolorosa, señal que estás en movimiento, y de los palos a la corta o a la larga aprendes, aunque cada vez se te desgarre un poco el alma, lo peor no es equivocarse, si no lo contrario, señal que estás inactivo, parado, y eso es como estar dormido o mucho peor, muerto, o de aburrimiento o de asco.

Patricio

Deja un comentario