RSS

Alguien e preguntaba ayer, ¿Qué carta representaría a una mujer rencorosa y vengativa?, sin duda, la Emperatriz invertida, aunque hay que recordar que las cartas son asexuadas, con lo cual puede estar hablando de un hombre de las mismas características perfectamente.

¿Cómo estaba cuando estaba derecha?, en su puesto, protectora, dispuesta, creativa, ordenada, con don de gentes, intuitiva y equilibrada, entre otros adjetivos. ¿Cómo que equilibrada La Justicia?, si miras bien la carta verás que es una de las mas desequilibradas.

Las cartas cuando están invertidas hablan de lo mismo que derechas, pero desde otro prisma, desde otro punto de vista, pero rencorosa y vengativa ¿por qué?, porque se siente traicionada, indefensa, bloqueada, encerrada en si misma, con fijaciones obsesivas, y el sentimiento mas humano, el odio se va acumulando y la cabeza va creando opciones diversas.

Mucho se habla del perdón como si fuese una obligación, no lo es, es una opción, con una curiosidad, cuanto más perdonas más te joden, ¡ah! ¡que no tengo razón!, pues si es así me alegro de estar equivocado.

Sigue sentada, o sea, la cosa hay que tomarla con paciencia,  sigue mirando de reojo, pero de otra manera, calculando sus movimientos, estudiándolo a fondo, catalogando, trazando un plan maestro, para el momento menos pensado ejecutarlo sin piedad, por una parte comprensible, pues es lo único que le queda.

¿Y desde cuando somos rencorosos y vengativos?. Desde los albores de la humanidad, ¿y que es la espiritualidad?, la lucha interna contra esas tendencias, cuyas batallas no siempre se ganan, a veces por que no nos apetece.

Patricio

 

 

Deja un comentario