RSS

Durante mucho tiempo, cuando he enseñado esta carta, ha habido un ejemplo imaginario que he utilizado muchas veces para mostrar los diferentes efectos que un arcano puede producir en tu vida cotidiana, era el siguiente:
Voy en coche con un amigo imaginario, mucho mas joven que yo dirección a Valencia, y de repente nos cruzamos con la figura de El Loco que va caminando por el arcén, de repente mi amigo imaginario piensa: me cae bien el individuo, va vestido como le da la gana, va despreocupado, como si le importase un bledo cualquier cosa que pase a su alrededor, todo lo que necesita para vivir le cabe en un saquito, ¿donde dormirá esta noche? es todo un misterio, ya lo veremos cuando llegue, ¿Qué comeré? Algo proveerá el destino.
Por mi parte puedo pensar: a este, lo que le haría, seria quemarle la ropa, pegarle un buen manguerazo y una buena enjabonada, para después ponerle a trabajar en la obra u ocho horas en una oficina, aborrezco a los vagos y a los irresponsables.
Esta tarde y gracias a la maravilla esta de facebbok me he reencontrado después de 35 años con mi amiga Lourdes, toda una delicia de mujer, si la hubieseis conocido era la revolución, cuando llegaba el lío estaba asegurado, irrumpía como El Loco y no dejaba títere con cabeza¡35 años!, la alegría ha sido máxima, nos hemos reído mucho, hemos explicado cosas y han venido a la memoria muchos recuerdos, ¡ah, que recuerdos!.
Y me hizo reflexionar, En aquel tiempo yo veía a El Loco como mi amigo imaginario, ¿como es posible que ahora lo vea así?¿que ha cambiado? he cambiado yo, mi percepción, el ejemplo quizá un poco exagerado me ha hecho pensar ¿por que he cambiado?, ¿me habré hecho mayor?¡que horror! no en edad, sino en el cambio sufrido en mí desde que no veía a Lourdes, he abandonado a Peter Pan para convertirme en una persona responsable, un poco Emperador, un poco Papa, cuando El Loco me indica claramente que los problemas son una cosa pasajera,  con una importancia relativa, que hay muy pocas cosas que no tengan solución, que la cosa no es tan grave, que hace un año, pensaba que iba a morirme de angustia por un problema que ya no me acuerdo muy bien de que iba la cosa, que he estado sufriendo a lo tonto por nada.
Doy de corazón las gracias a Lourdes y a la carta de El Loco por este toque de atención.

Patricio

 

Deja un comentario