RSS

 

Vamos a llamar a la mano que usamos normalmente para todo, mano dominante, para los diestros la derecha y para los zurdos la izquierda, y la otra, mano no dominante, así se las denomina en la quiromancia tradicional.

Las líneas de las manos nunca son iguales en las dos manos, así como hay dos escuelas en cuanto a lectura, los que leen las dos manos a la vez y los que leen la dominante consultando la no dominante en algún momento puntual, no estoy de acuerdo en esto se hace así o asan, lo importante son los resultados de la lectura.

¿De que habla la mano no dominante?, de los dones, virtudes y defectos con los que hemos nacido, de alguna manera, algo que hemos oído muchas veces este es así de nacimiento, esas líneas no cambian, excepto el alguna rara ocasión, siempre hay excepciones, como en todo, sobre todo en ambidiestros.

¿De que habla la mano dominante?, de lo que hemos hecho con aquellos dones, virtudes o defectos en el transcurso de nuestras vidas, estas líneas son cambiantes, haz la prueba, hazte una fotocopia de tus manos hoy y otra de aquí a un año y veras las variaciones en la mano dominante, así como vas haciendo, o te va pasando, así se van modificando, por ejemplo, si tienes un disgusto importante se verá reflejado en una isla nueva, si es a nivel de sentimientos, se verá reflejado en la línea del corazón, si te toca la primitiva o cambias de trabajo y te afecta profundamente, la línea del destino se romperá, si tienes una depresión nerviosa, la línea de la vida clareará en ese punto del momento.

¿A que podría ser comparable este concepto? La mano no dominante podrían ser los alimentos que tienes en la nevera y la mano dominante la cantidad de platos diferentes que puedes preparar con aquellos ingredientes.

Recordar que las manos en su concepto de líneas funcionan por impulsos cerebrales nerviosos, esos son los que modifican el trazado de las líneas, los estudios mas profundos del tema se realizan en varios hospitales, que yo conozca uno en América que no recuerdo el nombre, el inglés no es que se me da fatal, es que no se me da nada, y el hospital D´asorval en Lyon.

Aún y así, no considero la quiromancia como una ciencia, si no mas bien como un arte.

Patricio

Deja un comentario