RSS

Mucho se habla ahora de divisiones en cuestiones de creencias, hasta tal punto de desprestigiar al vecino para elevar las creencias personales, una lástima, magia, brujería, yo creo que es un poco de lo mismo, los magos históricamente han estado más al lado de la nobleza y las brujas o brujos más cerca del pueblo, pero los principios son similares, quizás no en una parte de la teoría, pero si en la práctica, ante esta afirmación muchos se reirán y me tacharán de ignorante, me remito a la historia de la magia, no a las que se han fabricado, su historia particular, o sea, la que se han inventado haciéndola enigmática e incomprensible para los demás.

Es indiscutible que la magia es tan antigua como la humanidad, pero ¿Cuándo tuvo su mayor esplendor? En el imperio más fastuoso que ha habido nunca, el imperio babilónico, ningún imperio ha tenido su majestad, ahí, los magos de distinta clase estaban unificados en un solo gremio, llamados los caldeos.

¿Y como funcionaban los caldeos en ese ambiente?, tenían la obligación de llevarse bien, enriquecer en lugar de destruir, buscar puntos comunes, en lugar de enfrentamiento, combinar los grupos periódicamente, para que todos colaborasen con todos, y todo eso ¡bajo pena de muerte por desmembramiento!

Es preciso aclarar que la palabra caldeos se refiere a dos tipos de personajes diferentes, los provenientes de la región de caldea y por otra parte, esta casta mágico/sacerdotal, en ella estaban incluidos sabios de todas las ramas mágicas conocidas.

Es como si hubiese una sola asignatura: cocina, y después sus subdivisiones, española, mexicana, francesa, italiana, argentina, etc., ¿Cuál es la mejor?, sin duda, la que mas se adapta a tu paladar, que no tiene porque coincidir para nada con el paladar del vecino.

¿En que me baso para hacer esta afirmación?, tiempo, época de los druidas, domina el imperio Romano, tienen una palabra para lo mágico, utilizada para sus magos la cual utilizan para los brujos del enemigo, a los que llaman “duidds”, en latín, la palabra es: “sortiarius” y equivale tanto a brujo como a mago, de ahí deriva la palabra “sortilegus” que equivale a adivino o hechicero, y si fuera poco, de ahí también proviene la palabra “sortes”, los objetos mánticos utilizados por cada practicante, que una vez mas no tienen porque coincidir ni en parte, ni en su totalidad con los del mago o brujo de al lado.

Tengamos en cuenta, que en su forma de pensamiento, la medicina era parte de la magia, de hecho, cuando el médico te visitaba, te solía dar unas recetas de unas hierbas, esas hierbas no las recogías tu del campo, si no que ibas a un brujo especialista en venta de hierbas, y a todo esto tenias que hacer una serie de oraciones a los dioses que te mandaba el médico, y mejor obedecer, porque si querías pedir tu por tu cuenta a mas dioses en los que confiabas, podía haber un problema, que alguno de esos dioses estuviesen en conflicto y tú pagases las consecuencias, nunca se sabe lo que pasa en estos momentos en el Olimpo, mejor obedecer al médico.

¿Y no son ambos, magos y brujos, los que están incluidos en esta definición, “sortiarius”?, o sea, dos ramas de la misma raíz, las ramas de un árbol no son iguales, pero sí ciertamente parecidas, por mucho que digan algunos.

Patricio

Deja un comentario