RSS

Y a cualquiera que te hiera en la mejilla derecha, vuélvela también la otra, ¿esto que quiere decir? ¿Qué si me agreden no me puedo defender? ¿Qué he venido al mundo para ser golpeado a capricho de los demás?, eso no tiene ningún sentido en la actualidad, exactamente como el verso siguiente, “y a cualquiera que te obligue a llevar carga por una milla, ve con él dos”

¿Para quién fue escrito esto?, para un pueblo conquistado, que estaba bajo la dominación romana, año 30 dc aprox., las leyes romanas a los pueblos conquistados, entre otras cuestiones permitían humillar a quien quisiesen abofeteándolo, para mostrar quien mandaba allí, ¿y cual era la reacción normal? Aguantarse para que toda la cuestión quedase ahí, si la persona se revolvía contra su agresor le podía pasar cualquier cosa, lo mejor, ser ejecutado inmediatamente, imagina lo peor, ¿y que era poner la otra mejilla? una forma de sublevación pasiva, no me vas a ver llorar, así te desafío, puede parecer una tontería, pero así consiguió La india independizarse de los ingleses.

La frase “y a quien te obligue a cargar una milla, ve con él dos, aclara mucho la primera, pues tenia solo sentido entonces, en ese momento histórico y en ese territorio conquistado, ahora mismo, para nada,  cualquier ciudadano romano podía exigir a cualquiera que no lo fuera, en un territorio conquistado, llevar una carga durante una milla, imaginemos a un ejército desplazándose, un soldado de infantería, contando que llevaba las armas, espada, escudo, venablo, aparte de la coraza, llevaba también provisiones para tres días, agua, una piqueta un hacha, todo el conjunto, mas o menos entre 40/50 kilos, con lo cual, cuando el ejercito se desplazaba solían coger a campesinos o personas que se encontraban por el camino para obligarles a llevar su equipo durante una milla.

Hay una palabra que era la utilizada para ese fin “angareoû” , la palabra era de ámbito militar = forzar a alguien a realizar un servicio, lo cual era aplicable a cualquier persona de cualquier zona conquistada.

Imaginemos por un momento que estamos ahora mismo en Barcelona, año 2015, y se nos acerca un inglés dándonos una bofetada y diciendo, oye perro, transpórtame el equipaje, lo normal e que como mínimo, se lleve una patada en ciertas partes y que el equipaje se lo lleve el mismo a algún pariente cercano.

Decir que poner la otra mejilla delante de una bofetada es para el dia de hoy significa que tener que llevar la carga de otro cuando le de la gana, también lo es, la humillación del vencido, se ha cogido un texto, se ha sacado del contexto y se ha hecho un pretexto para que el débil sufra en silencio argumentando cuestiones religiosas o pureza del alma, que seamos corderos mientras otros son depredadores y campan a sus anchas.

Si aquel no hubiese sido un pueblo conquistado, estas palabras no se hubiesen dicho en ese contexto, somos libres, con lo cual tenemos la facultad y el derecho a defendernos y sobre todo de no dejarnos avasallar por nadie, la educación y el respeto es la base de cualquier convivencia y quien no entienda esto debería ser él el abofeteado, por idiota, prepotente e ignorante.

Patricio

 

Deja un comentario