RSS

 

Cuando nos referimos a la carta El Colgado solemos hablar de sacrificio, inmovilidad, profundidad, esperas, demoras y cuestiones parecidas

También podríamos referirnos al arcano como que lo que realmente necesitamos es otro punto de vista de cualquier cuestión que nos agobia o lleva tiempo haciéndolo, ¿Por qué?, por que siempre lo estamos mirando desde el mismo prisma, desde los mismos parámetros, y la carta dice ¡no!, lo tienes que mirar desde otro ángulo, aunque sea al revés.

A veces nos llenamos de razones, nos aferramos a estas razones y no nos dejan ver que hay otra visión del tema, otra forma de afrontar, teniendo en cuenta que en el fondo todo son estados mentales, hoy vemos la cosa así, mañana de otra manera, y otras veces al cabo de un año pensamos ¿Qué era aquello que me agobiaba tanto?, muy importante no sería, por que no me acuerdo que era.

¿Por qué pasa eso?, porque al cabo del tiempo vivimos otra realidad y aquello del pasado ya no tiene cabida en el nuevo chip, por ejemplo, hace dos años, cuando Juanita me dejó, pensé que se acababa el mundo, y ahora que estoy con Manolita de la que estoy perdidamente enamorado, me preguntan por Juanita y no me acuerdo ni la colonia que usaba, ¿Por qué?, por que hay otra realidad que predomina sobre la anterior.

Vemos al Colgado y no es una carta de las que nos suelen gustar demasiado, si nos identificamos con ella podemos pensar: ¡ostias! en esa postura se está muy incómodo, mejor en la postura de siempre, pues lo mismo pasa con el plano mental, nos negamos a mirar la cosa desde otro prisma, en el de siempre se está mas cómodo, solo falta unir a este arcano con La Rueda para empezar a repetir errores, a amargarnos por lo de siempre, a rompernos la cabeza con un puzzle que siempre le faltan piezas, porque toda la información no la tenemos.

Partimos de una sola realidad, la que percibimos, ¿y eso es la realidad?, porque delante de un hecho hay una realidad que percibo, pero a lo mejor no es la misma realidad que percibe el que está a mi lado, ¿Quién de los dos está equivocado?, pues igual ninguno, igual si lo mirase boca abajo lo vería de otra manera, como El Colgado, otras verdades, otras realidades, otros conceptos, ¿es una carta de parada?, ¿de vamos a estarnos quietos?, eso es lo que nos explican, solo estoy de acuerdo en parte, ese Sol y esa Luna entre sus cabellos me indican una gran actividad mental, unidas a esas manos que están en la espalda ¿tramando?, yo creo que si, ¿sonríe?, claro, en esa posición inusual ha encontrado la respuesta.

Patricio

 

Deja un comentario