RSS

Trasfondo: lectura jocosa y deSenfadada, pero no por ello irreal,  de vez en cuando me apetece cenar acompañado de algún colega, en esta ocasión lo haré de una de mis cartas, a ver que depara la velada.

El Loco: este no, que siempre llega, la lía y luego se larga.
El Mago: este si, que me tendrá entretenido, pero con cuidado, en cuanto pueda intentará venderme algo.
La Sacerdotisa: esta no, que esta todo el tiempo dando consejos y chismorreando, a veces parece que lo tenga todo apuntado para no olvidar detalle.
La Emperatriz: esta si, me reconforta y me hace ver las cosas de otro color, siempre me recuerda: tienes que ser mas puta, mas avispado.
El Emperador: este no, que es muy serio y muy mandón, además no suele colaborar demasiado.
El Papa: este no, que me siento examinado, estudiado, analizado, cuestionado…….., es demasiado tradicionalista, y por otra parte no acabo de fiarme del todo, no se, es una sensación.
El Enamorado: este no, que siempre viene con novia nueva, y luego te equivocas de nombre y la lias.
El Carro: este si, porque deja el carro aparcado en la puerta y después los vecinos se mueren de envidia.
La Justicia: esta no, que es muy seria y muy perfeccionista, ¡ah! la sopa esta templada, ¡ah! al cordero le sobra un punto, ¡ah! el arroz con leche que hace mi madre está mas bueno.
El Ermitaño: este si, que me da pena y se lo come todo sin protestar, pero poco rato ¡eh! que luego me carga a batallitas.
La Rueda de la Fortuna: aquí si que dudo, porque nunca sabes como vendrá, si para arriba o para abajo, diré si, pero con reparos.
La Fuerza: esta si, que aprovecharemos para mover algún mueble.
El Colgado: este no, que está todo el tiempo fumando porros y luego los vecinos me miran raro.
El Arcano sin Nombre: este no, que después de la ultima pelea cualquiera le invita, te mete un corte que de deja tieso.
Templanza: esa no, que siempre acabamos profundizando demasiado y luego me como mucho la olla.
El Diablo: ¡por fin! Pensaba que no iba a salir nunca, vamos a pasar una velada inolvidable, falta de aburrimiento garantizada, habrá de todo, ¡de todo!.
La Torre: esa no, que siempre está hablando de desgracias y no me sienta bien la cena.
La Estrella: esa si, pero si pudiese venir con El Diablo ya seria el no va mas, una viene sin ropa y el otro le pone la marcha.
La Luna: esa no, que me desorienta y acabamos siempre hablando de historias de miedo.
El Sol: ese si, siempre aporta una nueva luz a  mis dudas.

El Juicio: este no, bronca asegurada.
El Mundo: este si, traerá el vino, el cava, los postres y  casi siempre esta de buen rollo.

Ahora solo queda elegir, ¿con cual de ellas cenarías tu?

Patricio

 

Deja un comentario