RSS

Queridos reyes magos:

Ya se que faltan mas de dos meses para que vengáis a mi casa, pero esto es importante, muy importante, no, no quiero que me traigáis nada, quiero que os llevéis.

Me llamo Rosa, tengo 8 años y mi hermanita se llama Sylvia,  tiene 5 años, cuando se murió el tío Patricio, estuvimos en su casa, con papá y mamá, el tío Patricio era muy raro, tenía muchas cosas extrañas, entre ellas una colección de muñecos muy feos, el mas feo de todos se llama Nicolás, y Sylvya se encaprichó de él, papá le dijo que no, pero se puso muy pesada, lloriqueando, y como siempre, se salió con la suya.

Nicolás ha cambiado a mi hermanita, ya no juega comigo, solo quiere jugar con Nicolás, es un muñeco grande, son los dos de la misma estatura, y Sylvya lo viste con su ropa, eso si, poniéndole siempre pantalones, aunque sean los del pijama, ¿y que mas da?, le dije el primer dia, es solo un muñeco, ¡no!, a Nicolás no le gusta, al principio pensé que eran tonterías de niña pequeña, después las cosas empeoraron.

Sylvya y yo dormimos en la misma habitación, en una litera, yo duermo abajo, cada noche veo que Sylvya se levanta al lavabo y después lo hace Nicolás, se lo he explicado a mamá pero no me cree, dice que tengo celos.

El día que se lo expliqué a mamá, después, por la noche, estaba en la cama y Nicolás asomó la cabeza desde la cama de arriba, siempre duermen juntos Sylvya y Nicolás, y me hizo una señal con el dedo tapándose la boca, como hace la señorita en el cole cuando quiere que nos callemos, mientras se pasaba el pulgar de la otra mano alrededor del cuello.

Tenemos un perrito que se llama Herodes, ayer me despertó lamiéndome la mano, le decía: Herodes, déjame dormir, Herodes…Herodes…, entonces apareció Herodes por la puerta, miré  debajo de la cama y ahí estaba Nicolás, mirándome y sonriendo, enseñando la lengua.

He visto a Sylvya darle de comer, trocitos de carne cruda, carne picada, trocitos de hígado y algún corazón de pollo, después lo coge y hace como que le da de mamar.

Esta noche me he despertado, Nicolás estaba a mi lado, por primera vez me ha hablado, me ha dicho que un día ahogará a Sylvya con una almohada y todos pensarán que he sido yo.

Queridos reyes magos, tengo mucho miedo, ¿no podéis venir un poco antes?, algo me dice que si no, la noche de Halloween va a pasar una desgracia.

Os dejo mi dirección

Rosa De Mente

Paseo de los homicidas 13, sótano

08666, Cantotriste, Málaga

Patricio

 

Deja un comentario