RSS

 

Otro de aquellos temas en que cada uno lo ve de una forma, hay cuestiones en las que estamos de acuerdo y otras que cada uno va poniendo sus variantes, como el ejemplo de la paella, cincuenta personas que cocinen paella pues te harán cincuenta platos de la misma, si te los ponen en fila verás que entre ellos tienen ciertas diferencias, tipo de arroz, diferentes tonos de color, diferentes aromas, unos mas pasados otros mas al punto.

El punto de partida podría ser que el mal de ojo es algo que se produce cuando alguien mira mal a otra persona, o sea, MAL DE OJO, ahora bien, ¿Qué es eso de mirar mal a otra persona?, creo que todos lo sabemos, porque a todos nos ha pasado, tanto en recibir malas miradas como en mirar mal a alguien.

¿Qué es lo que canalizamos en ese tipo de mirada?, pues si la raíz son envidias y rencores, lo que canalizas son malos deseos, de forma consciente o inconsciente, eso ya lo veremos en el siguiente escrito sobre el tema.

Es curioso que hablando de este tema surjan las dudas, esto es una tontería, esto es una fantochada, para personas incultas, solo creen en esto los analfabetos, normalmente los que opinan así suelen ser personas de una gran formación académica, o deberían serlo par tener una base firme de creencia, son, por ejemplo, amates del antiguo Egipto y culturas varias, pues si, Egipto, con tantos misterios, con tanta cultura, y con unas leyes estrictas en cuanto a las miradas, por ejemplo no se podía mirar al faraón directamente para así evitar la posibilidad de ser aojado, ¿serían tan avanzados y tan ignorantes a la vez?, solo ha sido un ejemplo, en diversas culturas y en toda la historia se habla de ello.

Hablábamos el otro día sobre experimentar con la llama de una vela, hacerla vibrar, mover, acercando las puntas de las yemas de los dedos o simplemente con la mirada, eso es un concepto de aprender a canalizar experimentando sensaciones, jugar con la voluntad a través de la mirada, ¿Por qué con la llama de una vela?, es donde reside la magia de la misma, lo suave, lo liviano, lo caliente, aún y así la fuerza que utilizamos y canalizamos para experimentar es leve, solo la experimentación y la constancia dan frutos.

Eso ilustra una idea que tengo al respecto, puede ser mucho mas fuerte un mal de ojo hecho de una forma inconsciente que al contrario. El escritor Joaquín Bastús ya desarrollaba la idea en el siglo XIX que la palabra envidia, en su original provenía de la expresión “aquella que nos mira con mal ojo”, por otra parte, en el diccionario está la palabra “apotropáico”, que deriva del griego “atropetein  = alejar” y se refiere a cualquier objeto, planta, frase o inscripción que aleje el mal de ojo.

El Corán, en la sura 113.5 habla del mal de ojo como “el mal del envidioso cuando envidia al mirar”, la imagen es una fórmula cabalística contra el mal de ojo

Esto serán una serie de escritos de forma intercalada, abordando el tema desde varios puntos de vista, pues en cuatro líneas es muy complicado y hay muchos flecos a pulir.

Patricio

Deja un comentario