RSS

ing…ring…¿Munsarrat?, soy Rufina, si, nena, si, la adivina,  ¡oye!, ¡que nombres mas difíciles tenéis los catalanes! lo he tenido que apuntar en un papel para acordarme.

Llamo para darte una noticia, ¿sabes que ahí, donde vivís los catalanes, si, si, en Barcelona, ¡ah! que todos los catalanes no viven en Barcelona, bueno, es igual, vamos a lo interesante, oye, que hacen una feria isotérica ahí en tu ciudad, si, si, del 1 al 3 de diciembre, ¡eso!, esotérica.

Si hija si, he cogido un puesto, no, no, no voy a vender cosas de magia, eso ya lo hacen los demás, ¡voy a dar el golpe! he pensado otra cosa, me adelanto a todos y vendo mis cosas de navidad, si, si, seguro, ¿qué voy a vender? bolas, pinos y lágrimas de colores, ah, claro que hay algo especial, las bolas, traen la suerte, están trabajadas por mí, es lo que voy a vender, y los pinos y las lágrimas irán de regalo, s, si, ya lo he pensado, una oferta, si me coges las bolas de regalo te meto el pino, así las lágrimas te salen gratis, ya verás, ¡cola voy a tener!

Oye, que he pensado que tú que vives sola, si paso esos tres días contigo mucho mejor para las dos, ya sabes, los hoteles son muy fríos, y a mi me gusta el ambiente hogareño, y a cambio de tu hospitalidad te hago un par de tiradillas, a ver como te va a ir todo en general.

Munsarrat, me dijiste que eras buena cocinera ¿verdad?, me muero por probar la comida de los catalanes, además, con esas manos que tienes seguro que sabes hacer maravillas, ya verás lo bien que lo vamos a pasar.

¡Ah!, que solo tienes una habitación, es igual mujer, dormimos juntitas y nos damos calor, yo me acomodo a todo, piensa en lo que te vas a ahorrar en calefacción, ¡va, tonta! que te hago un favor, ya quisieran muchas tener tres días en su casa a Rufina, además estoy preparando unas costas para llevarte, ¿de navidad?, no, cariño, no, para ti de magia, que vas muy desprotegida por ahí, como te abrigues de la misma manera vas a estar todo el invierno resfriada.

Además, si me ayudas a montar el puesto te enseño como es todo aquello y a algún conocido encontraré, ya verás como lo pasamos genial, que si, que te hace falta salir y relacionarte.

¿Lo del novio?, ah, no te preocupes, en tu casa lo miramos, si, si, algo traeré que te ayudará, bueno, llego el 30, ¿verdad que te va bien venir a recogerme al autobús?, ya sabes, entre las bolas, los pinos, las lágrimas y lo que trago para ti vendré muy cargada, no te preocupes, con que lleves los pinos el resto ya lo llevo yo.

Venga cariño, no, no me des las gracias, para eso somos amigas, te llamo un par de días antes de llegar para que vayas preparando la casa.

Un beso, chao.

Patricio

 

Deja un comentario