RSS

Visita al doctor

¡Ay doctor!, no se que me pasa, no me encuentro mal, pero tampoco me encuentro bien, es una sensación extraña, no es todo el día, solo a ratos, a momentos, como una especie de angustia que aparece de repente.

¿Mi vida?, es de lo mas normal, vivo como todo el mundo, en una especie de colmena llamada edificio, aunque tengo suerte en ese sentido en comparación con otros, solo he tenido dos discusiones fuertes en los últimos seis meses.

Tengo obligaciones familiares, laborales, afectivas, financieras, como todo el mundo, claro que llevo mis problemas y los de otros a cuestas, pero eso es lo normal, ¿no?, Vivo en un planeta que tiene una contaminación que solo cuando sales al campo y vuelves a la ciudad te das cuenta, ¡ostia!, todo huele raro, y lo malo es que me he  acostumbrado, pero claro, eso no puede ser motivo para lo otro, ¡si hombre!, lo de la angustia.

Lo peor son mis cambios de humor, paso de estar contento a estar triste en un tris y sin motivo, una sensación de sufrimiento y opresión que no tengo ni idea de donde viene, sin avisar, como a traición, entonces aparece una sensación de ansiedad, pero, ansiedad, ¿de que?.

¡Ah que es por acumulación!, ¿Qué debería tener algún hobbie?, pero si no tengo tiempo, ¿Cómo que si me río lo suficiente?, ¿y eso que tiene que ver?, ¿mucho?, pues la verdad es que antes reía mas, ¿amigos?, claro que tengo amigos, pero los veo poco, siempre tengo cosas que hacer, sobre todo para los demás, ¿Cuánto hace que no me pego una fiesta de aquellas sonadas?, ¡bufff!, ni me acuerdo, eran otras épocas, antes hacía locuras, ahora he madurado.

Salida de la visita

¡Pues vaya pérdida de tiempo!, al final lo que imaginaba, sedantes y ansiolíticos, no lo entiendo, si iba a acabar así, ¿para que me ha pegado todo ese rollo al principio?

Patricio

Deja un comentario