RSS

Si hablamos de tontos podemos hablar de varias clases de tontos, hay unos que se les denomina así porque son ingenuos y carecen de malicia, eso es ser bueno, su mente está menos podrida que el resto de sus vecinos, que seguramente serán los que le han puesto ese apodo.

También apodamos así a los torpes, en ese caso yo sería uno de los principales tontos del país, pero eso tampoco es ser tonto, simplemente es estar mas en otros mundos que en este, al final, por mucho que digan este es el mas soso, y si bajo ese punto de vista hay que juzgar la tontería, a ver, ¿Quién es mas tonto?, a lo mejor el que carece de fantasía, quizás de ahí su cara de amargad@.

Hay muchas mas clases de tontos, si nos ponemos a pensar un poco rápidamente encontraremos nuevas clasificaciones, es fácil, los solemos tener alrededor.

Hay un tonto especialmente tonto, dejo la definición a los comentarios, por si alguien conoce a alguno, lo sueles detectar de inmediato cuando oyes su frase favorita: ¡¡no sabe usted con quien está hablando!!; a veces los tontos visten bien, porque hay tontos que no miran mas que lo que lleva etiqueta, lo demás no vale, y a veces lo que hacen es el payaso.

¡Ah!, me encanta hacer el payaso, me lo paso en grande, porque de poetas, de tontos, y de locos todos tenemos un poco

Hay una especie de tonto que es al que me quiero referir en concreto ene este escrito, el Loco invertido, el que tiene poco inteligencia o entendimiento pero está a la vez cargado de malicia, lo sabes porque con la tontería de que es tonto, te mete en unos problemas que te cuesta la tierra y medio cielo arreglar aquello, y después no le digas nada, porque los demás se te echarán encima.

¡Ah!, me olvidaba los tontos por amor, ¡que sabios son aquellos que solamente son tontos en el amor!, una vez oí la frase y pensé, ¡ostias! que razón que tiene, porque muchas veces, hacerse el loco o el tonto, se hace por amor, ¿o no?

Patricio

Deja un comentario