RSS

Decían los antiguos griegos que habían tres palabras para definir amor, “agape”, amor entre amigos, “filios”, amor entre familia y “eros”, amor entre pareja, alguna palabra mas hay pero con los años las cosas se van olvidando.

Cada uno le da una importancia al tema erótico, para mi tiene una importancia rozando el 80%, no concibo una relación sin la dosis de placer adecuada, la vida tiene pocos placeres como para quitarle este, que es fundamental.

Para que la parte erótica funcione tiene que existir el deseo, sin deseo estamos jodidos, a dama tiene todo el derecho del mundo a sentirse deseada, es su derecho natural, teniendo en cuenta que la capacidad sexual  femenina es enorme comparada con la nuestra, ¿Qué es lo que pasa cuando un hombre deja de funcionar? ¿Qué es lo que deja de funcionar?, el pito, pero el pito no es principal órgano que proporciona placer, es el tercero, seguido de la lengua y las manos, con estos componentes, y sin pito, la puedes llevar al más brutal de los orgasmos.

¿Qué le pasa a una mujer cuando queda desatendida por norma y sin ver el final del túnel?, tres posibilidades:

La que se conforma, suele reconocerse por la mala leche que gasta, y por su neurastenia compulsiva, expuesta a cualquier adicción sustitutoria, pero como hay unos convencionalismos y una ética personal, eso es lo que me ha tocado y me aguanto.

La que se busca la vida para satisfacer una necesidad básica, si, si, básica, cada uno tiene sus necesidades, pero a veces, tan necesario  como el comer, una cosa es la fidelidad y otra distinta la lealtad, y muchas veces, que te de un aire, despeja bastante y hace que se lleven mucho mejor después las cuestiones domésticas.

La que se autodestruye, acusándose a sí misma y a su físico o su forma de hacer a la desgana sexual del parejo, el cual, en lugar de afrontar la situación dialogando, con palabras y actitud hace sentirse culpable de todo a la persona que se supone que tenía que amar, y ese amar, no es ágape ni filios, es Eros.

Patricio

 

 

 

Deja un comentario