RSS

Hay una de aquellas pruebas clásicas que sueles hacer con algún alumno, en algún taller, por ejemplo le enseñas la carta El Carro, le dices, ¿ya la las visto?, la giras y preguntas ¿en que mano lleva las riendas?, es lo mismo lo que respondan, nunca en la vida olvidarán que el Carro no lleva riendas, ya se que en alguno de estos tarot modernos a veces el Carro lleva riendas, es respuesta sencilla, el que ha diseñado esta imagen no tiene ni puta idea de tarot, pues una de las bases mas importantes de la carta es la carencia de ellas., ¿Qué dice que yo tampoco tengo ni puta idea?, pues igual tiene razón, porque cuando mas sabes mas ves que te falta, primero que te falta un mundo por aprender, u un poco mas adelante te has perdido en la inmensidad de lo que te falta y jamás aprenderás, el tarot está diseñado para contestar a cuatro posibles futuros?, ¡pues vaya mierda de herramienta!, eso lo se sin ninguna baraja, igual que tu, pero, ¿y si hay mas?, muchísimo mas, todo un mundo…..

Hay otra mas rebuscada, en la carta El Colgado, ahí la pregunta es ¿Qué está haciendo con las manos?, ¿las tiene quietas o está tramando algo?, claro, en principio no se ven, suele haber respuestas para todos los gustos, mi respuesta suele ser siempre la misma, las cartas La Luna y El Sol, son dos cartas de gran actividad mental desde diferentes prismas, pues entre los cabellos del Colgado. hay una luna y un sol, pequeñitos, de color amarillo, ¿el cabronazo está tramando!.

Hace pocos días le pregunto a una chavalina,, de apenas 30 años, ¿Qué está haciendo el colgado con sus manos a la espalda?, Y me contesta: ¡un porro!

Primero me quedé serio de asombro, no estoy acostumbrado a tanta desfachatez con tanta gracia.

Segundo abrí la boca, ¡había hecho un descubrimiento!

Tercero, solté una carcajada

Cuarto,  pensé: esta respuesta merece una publicación, me acaban de dar una lección, de originalidad y atrevimiento, pues de forma incomprensible cuando le digo a alguien: “tírame las cartas” o le hago una pregunta se suele poner algo nervioso, y esta no, esta la soltó y se quedó tan fresca, algo admirable.

Sin duda era original, muy original totalmente identificado, con las manos en la espalda, para que no se me vea por si acaso, con la idea de quedarme colgado durante un rato, para ver las cosas al revés,…… y  de repente se te ocurra una idea rocambolesca, si, pero la solución al fin y al cabo, La has tenido ahí, delante de tus narices, desde siempre, pero como la mirabas desenfocada, no la veías., ¡pues claro!, si era tan fácil como decirle, mira, vete a la puta mierda y por aquí no vuelvas mas, mamarracho, solo es poner unas letras en orden y pronunciarlas, ¿no suena esto acaso a magia?

Por eso medio sonríe, para disimular, si pones la carta al revés ves a un ruso bailando una polka de la alegría que le está haciendo lo de liarse el porro en la espalda, ¡cada ve mas difícil!, Pero la flipada no va a ser pequeña., en magia ilusionista eso se llama misdirection, el arte de hacerte mirar a ti a 50 amigos tuyos hacia a donde a mi me de la real gana cada vez que quiera, o sea, ni os enteráis que me estoy liando el porro, parece que solo esté saltando

Me recuerdan a mis amigos Juan y Silvia, demonizando a la marihuana, mientras, él se ponía ciego de cubatas y  mientras ella, a su vez. iba dándome un discurso sobre la ventaja de los barbitúricos para calmar la ansiedad.

Parece que algunas de las cartas, así como de las cuestiones  depende el ángulo con que las mires se van modernizando, ¿cada una de ellas puede ser una drogata a su manera?, seguro que si. como que están mas al día, esto del tarot es la mar de curioso, entre mágico, misterioso, adaptable al momento y la situación actual,

¿Ves la ventaja de ser alumno?, puedes jugar y hacer las cábalas que te de la gana, ¡a la mierda aquellas rigideces a las que te tenías que ceñir cuando enseñabas!, eso es para carcas y estirados, sabelotodo insufribles,  millones de maestros liendre sueltos por la red, y para gente ávida de medallas, joder, con lo que pesan, ¿sabes que? a lo mejor, lo mejor es estar un pelín colgado

Patricio

 

Deja un comentario