RSS

Muchas veces os he hablado que pertenezco a la vieja escuela, muchos de vosotros me comentáis que no sabeis qué es, os voy a explicar de qué se trata, la vieja escuela es el nombre popular que se da a todo tipo de esoterismo desde los remotos de los tiempos como curanderos, videntes, tarotistas, magos, brujos, imposición de manos, energías etc.

Desde tiempos remotos, nuestro país alberga una extensa y rica cultura en estas artes. mediante escritos y estudio, sólo podían acceder las familias de un nivel económico alto, es ahí donde los lugareños conocidos popularmente como curander@s o bruj@s, a todos se les metía en el mismo saco.

Empiezan a transmitir sus conocimientos por la tradicional vía oral, de padres a hijos, con la gracia o el llamado don , si en la familia no había descendientes que continuara con el conocimiento trasmitido, se elegía a una persona o varias depende del maestr@ para que fuera su sucesor, es la única forma que tiene el pueblo en conservar sus conocimientos en estas artes.

La magia y medicina popular, en el tratamiento de enfermedades, así como las técnicas para su diagnóstico cuyo origen se pierden en la noche de los tiempos, fue recogiendo entre los lugareños.

Requisitos para el tratamiento de dolencias que van desde el conocimiento de plantas medicinales, la imposición de manos, la fabricación de ungüentos de los más variopinto, el manejo de energías sutiles, y hasta el contacto con entes desencarnados, manifestaciones que compaginan con la medicina ortodoxa en unos casos, y con las creencias religiosas cristianas en otros.

Los métodos que se utilizaban para combatir desde enfermedades como la culebrilla hasta los “aojamientos” los popularmente conocidos males de ojo, trabajos de magia maligna, peticiones mediante rituales o trasmisiones de energía sutil para favorecer bienes materiales,

amor o influencias etc.

Es curioso como actualmente siguen vigentes los mismos procedimientos utilizados desde tiempos ancestrales para diagnosticar y sanar todo tipo de males, con la ayuda del mundo de los espíritus, magia, videncia, energías sutiles etc.

Hoy en día hay cantidad de tipo de bruj@s y cultos en este campo, para mi entender demasiados y demasiada información perdiendo mucha esencia, yo aprendí de algunas personas que nunca habían leído un libro pero me enseñaron a trabajar con fluidos (pelo, uñas, ropa) entre otros quehaceres.

Vieja escuela autentica, por eso siempre los he honrado y donde quiera que yo enseñe esos conocimientos que en su día ellos me trasmitieron, mi reseña de identidad es que yo soy “La vieja escuela”

Begoña Moreno.

Deja un comentario