RSS

Por aquí se llama trempera al miembro masculino cuando está en erección, aunque no se acaban ahí sus significados, aplicando también la palabra a juerga, fiesta movida, o jarana.

Me refiero en este escrito al miembro masculino, tan ponderado por algunos y tan denostados por otros, pero tremendamente importante para el sexo masculino, si esto no funciona, la cosa en general no va bien, o por lo menos menos bien que lo que tendría que ir.

Tengo una teoría al respecto, pongamos el ejemplo clásico,  un señor que está hecho, polvo, derrotado, va a echarse las cartas, ¿qué le pasa el 98,7% de la veces?, algo relacionado con el pito, en contraposición, una señora, está hecha polvo, derrotada, ¿qué le pasa?, pues lo que le pueden pasar son 250000 cosas diferentes.

Me remito a la carta del Emperador, a su cetro, ese que sujeta tan firmemente, la visión generalizada es que el personaje está observando su reino, no comparto esa visión demasiado, lo veo mas admirando su cetro, como pensando ¡ostias!, ¡Qué cetro mas grande y mas guapo que tengo!, ¡es el símbolo de mi poder!, es una sensación, es como si la verdad fuese que está observando su reino a través de su cetro, ahí, bien tieso, ¿chillará si lo aprieto?, ¡ostia!, ¡hazlo diferente!, un poquito mas de variedad, no se, hazlo bailar un poco, de acuerdo colega, trabajaremos con eso un poco.

¿Qué me río?, claro, ¿y que quieres que te diga?, ¡ah!, ¡que delicado!, has traído media barrita de incienso, bueno, queda mejor que decir: ¡Ah!, has tenido el detalle de traerme un palillo.

Si, es un escrito medio en broma, medio desvariando, pero no tanto, alguna vez toca, ¿no?

Patricio

 

Deja un comentario