RSS

La palabra sugestión proviene del latín “suggrestio” y significa: acción y efecto de influir en el modo de pensar o actuar si lo piensas, la costumbre no es mas que el producto de la sugestión, la manera en la que vistes, las formas que utilizas habitualmente, incluso la comida que comes mayormente son productos de sugestiones.

Podríamos entrar en el tema si somos libres o no, es un ensayo para debatir, yo creo que no lo somos, para nada, pues estamos dominados por dos cuestiones, lo que nos rodea con sus influencias y nuestro interior que muchas veces nos limita.

El cerebro es algo muy complejo, y nuestras sugestiones pueden ser tanto positivas como negativas, pongamos un ejemplo, positiva, aquella vez que lograste lo impensable, cuando te decidiste y lo hiciste, las negativas, cuando te ahogas en un vaso de agua, expresión castellana que significa, morirse de angustia por un mini problema.

Todo son cuestiones mentales, los ejemplos serían inagotables, cuando te encuentras mal y ves a un señor con una bata blanca, aquello empieza a aliviar, si te meten en una habitación clausurada y empieza a salir un gas blanco inocuo pero te dicen que es venenoso empezarás a encontrarte muy mal.

El cerebro funciona de la siguiente manera, nuestra ente, para poder negar algo primero tiene que crearlo, en imagen o en concepto, por ejemplo, para negar que hay tigres, te haces la imagen de uno y después la niegas, de esta manera usas la negación si buscas ese efecto, por cierto, ¿has pensado en un tigre?, simplemente he utilizado un principio de primero de mentalismo, una leve sugestión.

En cuanto al esoterismo y las maldiciones, si el nivel de sugestibilidad que tienes es alto cualquier mirada o maldición te pueden afectar profundamente, de hecho, en alguna tribu todavía el brujo le dice a alguien: pasado mañana morirás, ¡oye!, ¡y se muere!, fíjate si es algo poderoso, en cambio, si no tienes miedo, si aquello te resbala, entonces ya pueden venir 400 brujas a hacerte sortilegios, será lo mismo que si te comieses un paquete de pipas, o sea nada, por mucho que digan, total, la mayoría no tiene ni idea.

Me hace mucha gracia cuando dicen no hagas tal o cual pues te volverá por triplicado, eso es ignorancia, solo hay que examinar algo de cábala y algo de magia medieval para darse cuenta de este otro cuento moderno, el problema viene cuando hay un desequilibrio entre la ofensa recibida y la petición de daño hacia la tercera persona, mira, dará para una publi sobre el rebote.

Patricio

 

Deja un comentario