RSS

 

Mirando la parte negativa de esta carta, vemos a la hipócrita, la ignorante, la avara, la manipuladora, la farsante, la embustera.

Al mirar su casco ya se ve cerrado, solo ella y sus ideas, quien piense de forma diferente pasará a formar parte de su lista negra.

Rencillosa, esa es la palabra, tiene muchos asuntos por arreglar, los ha guardado en su interior, no se siente deseada, guardando en su interior la mayor de las amarguras, su cara blanca también puede hablar de frigidez.

Ignorancia, eso es lo que esconde tras sus velos, una apariencia de sabiduría pero confundirá términos que arreglará con las fantasías mas absurdas, hoy habrá vuelto tres veces del mas allá y al día siguiente habrá hablado con el ángel que escribió el Corán.

A la mínima oportunidad te meterá el miedo en el cuerpo, diciéndote que lo que te pasa es algo malo, algo hecho por alguien y casualmente tiene el remedio para su arreglo, convirtiéndose así en la mayor de las farsantes, jugando con las esperanzas de las personas y sus bolsillos a cambio de humo.

Manipula a su antojo cuestiones ajenas para hacerlas suyas, carece totalmente de imaginación, y cuando se le acaban los argumentos que suele ser rápidamente recurre a la amenaza y al lenguaje soez.

Aparece como una persona tolerante y amorosa, pero solo es fachada, cuando se quita el disfraz de sacerdotisa aflora su verdadera personalidad, la mayor de las hipócritas.

Ya te lo dije, ya te lo había advertido, hazme caso a mi son algunas de sus frases favoritas, también utiliza mucho “eres un exagerado” cuando la mayor de las exageradas es ella.

Odia profundamente a quien se dedique a lo mismo que ella, ya sea una farmacia si es farmacéutica como a cualquier verdulería si es verdulera.

Reserva fuerzas para huir de un personaje así, es importante, se les llama también vampiros, tanto de tu energía como de tu economía, recordar que es la parte negativa de la carta.

Patricio

Deja un comentario