RSS

Muchas veces, es muy interesante contrastar ideas pues con la comparación se pueden acercar posturas, aunque no siempre es así, uno se cierra en una idea y ya no hay más idea que aquella-

Los amantes del tarot se dividen en dos grupos, los que utilizan toda la baraja y los que utilizan solo arcanos mayores, ambos esgrimen argumentos, tan respetables unos como los otros, en el fondo lo importante es la lectura, lo que no se debe es radicalizar una postura, particularmente soy del grupo que utilizan solo arcanos mayores.

Si hay una carta que marca los tiempos en el tarot es sin duda La Rueda de la Fortuna, la discusión era con alguien opuesto a este sistema, ella decía que yo no podía ajustar un acontecimiento a una fecha exacta y yo le respondía que ella tampoco, por mucho que diga que los menores le perfilen hasta este punto.

No digo que no haya que escuchar argumentos, el tema es cuando los que tienes son erróneos, cierras tu mente y no admites sugerencias nuevas, por lo menos examinarlas, digo, aunque también entiendo el aferrarte a lo aprendido, como base, pero no como única vía de aprendizaje.

Cuando hay una duda hay que acudir a la raíz, los griegos tenían dos palabras para el concepto tiempo, ese que nos gusta tanto a los consultantes, kronos, el dios mas conocido, al que amamos y nos remitimos como referencia para casi todo, es de naturaleza cuantitativa, ¿Cuánto tiempo?, ¿Cuántos días?, ¿en que fecha en concreto?, de ahí proviene la palabra cronológico, requiere un antes y un después, pero hay otro dios, menos conocido que también habla del tiempo, Kairós representado con un solo mechón de cabello en la parte delantera, dos alas en la espalda, ¡ah!, como el ser alado de La Rueda, y  porta algo muy curioso, ¡una balanza desequilibrada!, ¡ostias!, como La Justicia, ¡que casualidad!, ¿no?, es el dios de las estaciones y del clima, y su naturaleza no es cuantitativa como cronos, si no cualitativa.

Palabra utilizada por las sibilas cuando ibas a consultar, pongamos ejemplos,  pues suelen aclarar mucho la cuestión, sin duda La rueda es una carta de agua, ¿para que discutir?, solo hay que ver la carta, este término, kairós, era utilizada como vocablo marinero para indicar el momento adecuado para zarpar, por las sibilas para hablar del momento ideal para tal o cual cuestión, la idea es el manejo de los tiempos, Aristóteles habla de este concepto como el momento y contexto adecuado en el que debe entregarse una prueba, hasta en la Biblia sale, hablando del momento adecuado para el propósito de dios, habla de que se den unas circunstancias no de un momento cronológico, son dos caminos diferentes, dos formas de conceptuar.

Voy a poner un ejemplo tremendamente práctico del concepto,: EL DIA menos pensado ese amigo en el que confías tanto, si, el que se acuesta con tu mujer sin que lo sepas, entre los dos te van a hacer una cabronada que te va a dejar pasmado, ¿y cuando será  ese día?, ¡ostias, Patricio!, te lo acabo de decir, cabronazzi, no te enteras de nada, ¡eh!, el menos pensado, en el momento oportuno.

Querer meter kronos a kairós es querer forzar una interpretación con dos componentes de diferente concepto, los griegos antiguos no lo hacían, los artistas renacentistas no lo hacían, ¡ah! ahora si, para que todo encaje, a nuestra manera, claro, la actual.

Patricio

 

Deja un comentario