RSS

Hay una carta en el Tarot que pasa casi inadvertida, a la mayoría les resulta aburrida o cuando menos, genera un sentimiento de indiferencia. Es La Templanza. Parece lógico, todos los mensajes que nos llegan indican el mismo camino, no te rindas, arriésgate, más vale perder que no haber intentado ganar, se valiente, vive intensamente cada instante, no desperdicies tu vida en recordar el pasado, no permitas que los miedos o la duda te frenen, siempre adelante; Hasta el amor nos lo describen como un salto al vacío con fe ciega……

Puestas así las cosas, un Arcano que representa la prudencia, que pide calma y serenidad, que te aconseja que busques el equilibrio y no te precipites no tiene muchos fans, y sin embargo para mi es uno de los más importantes porque……….. ¿Quién marca la frontera entre valentía y temeridad? ¿Qué separa el tomar riesgos ante una situación determinada de precipitarse al abismo más oscuro?

La respuesta es sencilla: La prudencia. No confundáis prudencia con cobardía, la prudencia no te dice “no luches”, simplemente te aconseja que antes de empezar la pelea, analices las armas con que cuentas, la fuerza de tu adversario y la posibilidad de ganar de alguna otra forma que no sea batallando.

La prudencia jamás te dirá “abandona tu sueño”, sólo te aconsejará que pienses si es factible y si merece la pena todo lo que puedes perder en el camino que tendrás que recorrer para alcanzarlo.

La prudencia nunca frenará tus ansias de hacer determinada cosa, únicamente intentará que te asegures de que conoces todos los riesgos que implica y que te prepares debidamente para encarar cualquier obstáculo que puedas encontrarte.

Salir de paseo en medio de una tormenta de agua, en el mes de enero, con un vestido floreado de manga corta y sandalias no es valentía, ni coraje, ni seguridad en ti mismo, ni fe en que Dios y el Universo te protegerán, es una soberana estupidez. Es ahí donde la prudencia te dirá: “Piensa si es necesario que salgas, si realmente lo necesitas, y si es así, ponte un jersey grueso, un impermeable con capucha para que el viento no te arranque el paraguas de las manos y cálzate unas buenas botas de agua. Ah! Y no te olvides de llevar una linterna y el móvil bien cargado por si acaso y ….ahora sí, sal, da ese paseo y disfrútalo.

Pensad cuántas veces en nuestra vida hemos salido heridos, hemos perdido oportunidades, trabajos, dinero, trocitos de corazón, amores, amigos por imprudentes, por no pensar un poco antes de actuar, por lanzarnos, con una venda puesta y haciendo oídos sordos a todos los consejos, a la conquista de una estrella que nos parecía al alcance de la mano……y no lo estaba.

Con todo esto, no pretendo “acojonaros”, ni poner trabas a vuestros sueños e ilusiones, todo lo contrario, soy una ferviente defensora de todos esos “mensajes” de los que hablaba al principio, creo firmemente que en esta vida el que no arriesga no gana, que hay que perseguir los sueños, que nunca es tarde para enamorarse como un adolescente y que si algo me sale mal asumiré las consecuencias y aprenderé para la próxima pero “que me quiten lo bailao”, mejor arrepentirse de lo hecho que pasarte el resto de la vida pensando ¿y si………?

Pero no dejo de ser una nativa de Libra, mi esencia es la búsqueda del equilibrio y eso me hace una persona bastante lógica, por eso tengo que deciros que soñéis, que os arriesguéis, que viváis intensamente, que nunca os deis por vencidos, que experimentéis todo lo que queráis en la Vida y en la Magia, pero siempre usando la cabeza, siempre con calma sin precipitaciones suicidas…….

¡CON PRUDENCIA!

Rosa Maria Fernández Riego

Deja un comentario