RSS

Todos, durante nuestras vidas, hemos formado parte de grupos, de una u otra manera, cuando éramos mas jóvenes hemos formado parte mas o menos alguna panda, o pandilla a lo mejor solo una, a lo mejor varias al mismo tiempo, asimismo, esto también va cambiando con el tiempo, a los 12 años pertenecías a una y a los 18 a otra.

Imagínate que el tarot, en sus arcanos mayores, es una panda, 22 miembros que se conocer perfectamente, y tú, el recién llegado, ¿Qué tienes que hacer?, ir conociéndolos, tratándolos, habrá alguno que en principio te caiga mejor que otro, aunque muchas veces, con el transcurso del tiempo, cambiamos de opinión, para bien o para mal todos hemos dicho alguna vez: ¡fíjate, y no lo parecía!

El Tarot de Marsella, con esas caras tan estiradas, como cafeteras, parecen imágenes de iglesia, ¡vaya un tarot mas soso!, pero eso es solo lo que aparenta,  creo que de alguna manera es como la primera defensa del tarot, o estás realmente interesado o no tendrá ningún sentido para ti.

A veces parece que las cartas estén fuera de contexto, un bufón que no está en su lugar de trabajo, un mago que no está en la puerta de un mercado exhibiendo sus habilidades, un Emperador que no está en palacio, una emperatriz que mira de reojo, hay algo en el tarot como la vida misma, las apariencias, no es lo que parece a simple vista, hay que profundizar, pero lo haremos desde un principio sencillo.

En el Tarot, muchas veces la cuestión se define como : “de alguna manera…”, pues bien, vamos a coger los 6 primeros arcanos, 0 El Loco, I El Mago, II, La Sacerdotisa, III, La Emperatriz, IIII, El Emperador y V El Papa, y vamos a decir de momento que estos, son personajes, y el resto de las cartas circunstancias, mas adelante veremos que la cuestión se puede invertir, pero para empezar a caminar, nos vale como referencia.

Todos somos alguno de estos personajes o estamos en alguna parte de ellos, o tenemos cosas identificables con varios, aunque esto también va a ratos, veamos un ejemplo, Básicamente eres como La Emperatriz, mandando y organizando, te gusta la cultura, y escribir sobre temas, como al Papa, tienes que hacer malabarismos para llegar a fin de mes, como El Mago, te gusta vestir como te da la gana, como El Loco, entras en momentos de gran profundidad interior, como La Sacerdotisa, y alguna vez te da algún arranque de responsabilidad, como El Emperador.

También se pueden identificar en ellos a personas conocidas.

El Loco, Mi primo Johan, visten de forma parecida y hace lo que le viene en gana cada vez que puede, La Sacerdotisa, el portero de la finca donde vivía antes, no se le pasaba una, siempre pendiente de todo, La Emperatriz, mi tía Nieves, ahí veías quien mandaba, El Emperador, mi ex cuñado, siempre dando órdenes, con el culo mayormente en el sofá y con el mando en la mano, El Papa, Mayma, la persona que me ha mostrado el Tarot en toda su profundidad.

No hay cartas buenas ni malas, todas las cartas concuerdan de alguna manera con las otras, todas se complementan, el conjunto hace el mensaje

Bienvenid@ a la pandilla

Patricio

 

Deja un comentario