RSS

Una muñeca es una figura en forma humana que fabricamos para representar a una persona o un animal y que será utilizada en un encantamiento u otro ritual mágico para provocarle un cambio a través de la magia simpática. La magia simpática,   trabaja con el principio de la similitud y del contacto asociativo (por ejemplo atraer efectos parecidos) y se basa en la creencia de que alguien o algo puede ser mágicamente afectado ejecutando alguna acción sobre un objeto que representa a esa persona o asunto.

 

Para conseguir un objetivo que tiene que ver con una persona o un objeto, nos hacemos con una muñeca o muñeco que represente a la persona o asunto que necesitamos trabajar. A su vez, conseguimos objetos personales relacionados con esa persona u objeto. Una vez preparada, hacemos un encantamiento para causar un efecto sobre la persona o situación que el muñeco representa.

 

El uso de muñecos en brujería y en magia se remonta a tiempos antiquísimos pero su uso potencial ha sido mantenido en secreto en forma de cuentos, mitos, folklore y superstición. De hecho tiene mala fama debido al papel que se les ha dado sobre todo en las películas de terror de Hollywood. Películas donde un brujo malo malísimo coge una muñeca de trapo, le clava alfileres y le hace todo tipo de perrerías haciendo que la persona muera. De hecho hoy en día la gente cree que el Vudú es solo hacer daño a través de muñecos. Nada más lejos de la realidad. El Vudú tiene dos corrientes: la Lukumí (serpiente) y la Conga (el arco iris). Un brujo puede ser “rayado” (iniciado) en una u en otra o en las dos. Vuelvo a decir que depende de cada uno de nosotros el camino que queremos recorrer. Lukumí es magia negra. Si la practicas, te conviertes en Bokor (accedes a los secretos de la zombificación, por ejemplo) y si practicas Conga, harás magia blanca.

 

Hace miles de años, en la antigua China, a las mujeres les estaba prohibido desvestirse delante de un varón por lo que para ser tratadas médicamente, mandaban fabricar preciosas muñecas de marfil con los detalles de su anatomía minuciosamente detallados. Estas muñecas servían como comunicación entre el médico y el paciente. El médico practicaba la curación sobre la muñeca y la paciente sanaba.

 

Se utilizan muñecos, no hace falta que lleven esa minuciosidad y realismo, de trapo o de madera para sanar a distancia o promover la salud de una persona. Aquí os diré cómo podéis hacerlo. Os doy un ejemplo a modo orientativo pero ya sabéis que hay tantos métodos como brujos:

– Sostienes la muñeca entre tus manos para cargarla con tus intenciones y energías   curativas.
– Susurra encantamientos, afirmaciones y bendiciones de sanación sobre la muñeca.
– Unge la muñeca con aceite de salud o aceite esencial de lavanda para transmutación.
– Coloca la muñeca en un triángulo de manifestación rodeada de velas con colores  (recordad que el color verde es para la sanación).

En general usamos las muñecas para Protección, Prosperidad, Suerte, Amor, Salud y Felicidad.

Chamana Guajira

 

 

Deja un comentario