RSS

El domingo pasado hubo un comentario que me ha hecho reflexionar mucho estos días, el comentario fue “se tu”, y voy a explicar la línea del destino como lo hago en un taller normal, o sea a mi manera natural.
La línea del destino, junto con las de la vida, cabeza y corazón, es de las llamadas líneas mayores, entre las 4 dan mas o menos el 80% de la información de la persona, y son las que normalmente leen las gitanas cuando dicen “la buenaventura”, ojo, las gitanas aparte de lo charlatanas o farfulleras que puedan parecer, tienen un don natural para esto, lo se, mi relación con gitanos viene de antiguo.

A la línea del destino, también se la llama línea de Saturno, porque acaba en el monte del mismo nombre, también se la llama línea de éxito, del deber, del trabajo.
¿Qué pasa cuando la línea clarea, o desaparece para volver a aparecer otra vez?, son momentos o rachas en las que estamos desorientados y no tenemos ni idea que debemos hacer o que camino tomar.
¿Qué pasa cuando la línea se rompe? Pues que hay algo que cambia de forma sustancial, por ejemplo, cierra mi empresa en Barcelona y se traslada a Zaragoza, y tengo que cambiar de ciudad, hay un cambio importante, si tu línea es recta, perfecta, y de repente te toca una primitiva la línea se va a romper, segurísimo, porque tu vida va a cambiar.
La línea de Saturno puede nacer básicamente de tres lugares diferentes, del monte de Venus, la persona será muy familiar y el modo de vida de sus padres será el adecuado y espejo de lo que es vivir una vida, cuando nace del monte de la Luna, la persona, normalmente, no vive con sus padres, esas personas mayores que viven con el no son sus padres, son marcianos, porque hablan el otro idioma diferente, no nos entendemos, pero ellos en ti también ven un marcianito, y se preguntan ¿y este, de donde ha salido?
Y por último, cuando la línea nace en el monte de Neptuno, esos son los manipuladores o “cabroncetes”, tiran mas a la Luna pero rehúyen el enfrentamiento, por ejemplo, me he enamorado de una china, y a mis padres eso de los chinos no les va mucho, pues en lugar de enfrentarme, hago una campaña solapada pro-chino, para que cuando llegue el momento la cosa sea mucho menos traumática, normalmente tienen comprada a la madre o al padre con sus zalamerías.
Y por último, las rayitas e islas que aparecen en el trazado de la línea son dudas o experiencias frustradas, aquello que empezaste con muchas ganas o con muchas expectativas y al final fue mal, si la isla es grande es aquello que mejor no acordarse.

Patricio

Deja un comentario