RSS

La ilusión del amor es tan poderosa que al igual que la fuerza interna para realizar las cosas, hace que tu espíritu continúe la jornada sin importar lo penosa que sea, sigues con sentimientos firmes.

Esta es mi carta favorita del tarot, ¡Sin duda! En alguna ocasión hemos pensado que, cuando sale la carta de La estrella representando al consultante: la persona ha nacido bendecida o con don…ohhh que ilusión… ¡Al carajo la estrella! Yo no quiero don ni buena estrella yo desearía que la carta que me represente sea la fuerza, sortearé obstáculos y capacidad de dominar los momentos difíciles harán de mi un carácter admirable.

Si, eso le explicaba a Rosa, una alumna del curso que decía que el naipe de la fuerza no le gustaba porque le recordaba la dureza de la vida y cuando salía en una lectura le parecía que la situación a consultar se presentaba cuesta arriba, puede ser Rosa, pero estoy segura de que no valoramos de igual forma las cosas que conseguimos de manera fácil que en las que nos dejamos la piel. Es mucho más gratificante y además detrás de una gran lucha hay una gran recompensa.

El caso es que hoy quiero que veáis a este arcano en su expresión mas positiva. La fuerza, representada por una mujer domando un león nos habla de nuestra parte más instintiva, de nuestra sexualidad, de nuestros deseos más vitales y de aquellas cosas por las que sentimos tal pasión que nadie puede decirnos que no lo conseguiremos.

La fuerza es el motor que nos empuja a lograr nuestros sueños. Este arcano representa la persona que siempre nos anima, que siempre nos empuja, son nuestras verdaderas motivaciones, nuestra gran pasión, aquel amor por el cual perdemos el miedo, esa vocación por la que acabamos trabajando en aquello que nos gusta, esa enfermedad que superamos con coraje, esa madre que saca adelante a sus hijos…

Yo no sé vosotros pero… yo prefiero las historias reales a los cuentos de hadas.

Feli María Serrano

Deja un comentario