RSS

 

¿Quién es la Emperatriz?, la que manda, la que tiene un par de “agallas”, que no se amilana, que echa para adelante a pesar de todo, con un talante de “aquí estoy yo”, poniendo los brazos en jarras, y si no te gusta, ya te puedes ir por donde has venido, porque para ovarios los míos, ¿Qué te has creído? ¿Qué soy la Sacerdotisa? Te has equivocado.

La que superando sus miedos, es capaz de coger un tren para irse a no le importa donde para ver a su amado, la que cambia el vaso medio vacío por el medio lleno, la que es capaz de cambiar cuando es necesario y tomar las decisiones oportunas, la que en el momento necesario se enfrenta al resto del planeta, solo necesita una cosa para eso, tener la razón.

La que parece que no te ha visto, pero solo te lo parece, porque antes de que… lo que sea, ya te veía venir, ¿Por qué te crees que es La Emperatriz? ¿Porque es tonta?, eso te lo puede parecer cuando a ella le interese, a diferencia del Emperador, está donde tiene que estar, en palacio, desde donde se gobierna.

A esta dama, no le vengas con tonterías, no se esconderá detrás de ti para defenderse, estará contigo en primera línea de fuego, dando la cara, si hay bronca, será para los dos, no te dejará solo, pero, no le falles, después del segundo aviso, muy posiblemente, te pondrá las maletas en la puerta y no habrá vuelta atrás.

A la Emperatriz no la ligan, liga ella, su arte en la seducción es innato, es muy complicado oponer resistencia, mezcla la feminidad con la inteligencia, el talento, la paciencia, (recuerda que es una estratega), si necesita información, tirará de las otras cartas tal y como crea necesario.

La Emperatriz, de pequeña, naturalmente fue la princesita, pero ojo con la princesita eh, por ejemplo, al cuento de la Caperucita le daría otro final, simplemente coge y se carga al lobo, a cabezazos si es necesario, si se le ha comido a la abuela.

Hay dos cosas que nos apasionan a los hombres, el juego y el peligro, en sus múltiples variantes, por eso muchas veces nos apasionan las mujeres como La Emperatriz, suelen ser el juguete mas atractivo, pero también el mas peligroso.

Patricio

 

 

 

Deja un comentario