RSS

Sabido es que en cada país, región  o pueblo cercano tienen sus propias expresiones, cuanto más lejano, más contraste, llegando a significar a veces, la misma palabra, dos cosas distintas.

Me contaba un chico tunecino que había visitado a un amigo marroquí, en dialecto marroquí, “tabbón” es coño, y en la zona de Tune que vive este chico “tabbón” es pan, claro, cuando en plena reunión familiar miró a la abuela y le dijo: por favor, pásame “tabbón”, los demás se quedaron asombrados, y hubo que aclarar la cuestión.

En lo que se refiere a la concha de mi madre, la primera vez que lo oí refiriéndose a mi persona, fue en un atasco circulatorio, la frase no tuvo sentido para mi, pues solo conozco dos conchas, a una amiga de mi madre que se llama así, y una concha de mar que tiene mi madre de adorno que la recuerdo desde pequeño en casa.

Entonces le pregunto a un compañero latino, la concha de tu madre, ¿Qué quiere decir?, me mira asombrado y responde: dilo bajito, que no lo oigan los niños, ¿la concha de mi madre?, bueno, es como decir hijo de puta, pero más feo.

Al ver mi cara de desconcierto e incomprensión, buscó en imágenes de Internet y me enseñó una parecida a la que dejo como imagen, entonces entendí,, ah, por cierto, ¿habéis visto que tiene la misma forma que el arbolito que está entre las piernas del mago?, ¿tendrá eso algún significado?, ¿hace juego por casualidad con el pene que ostenta la sacerdotisa entre hombro y hombro de una forma muy vistosa?, ¿por eso está embarazada la Emperatriz?, de esa conjunción?

¡Ostia!, colegas, se me va la pinza, debe ser la alegría del domingo.

Patricio

Deja un comentario