RSS

Cuando hablas del infierno con persona la cosa suele dividirse en tres grupos, los que piensan que es un lugar donde van los malos cuando se mueren, los que dicen que el infierno no existe, y los que dicen que el infierno está en esta vida.

Decir que el infierno no este es una opción, para mí, la menos válida, pero como esto va a pareceres, otro pensará de otra manera, normal, si en tu mente no existe el concepto, en tu realidad tampoco, que haya o no haya será ya otra cuestión.

Está el concepto de lugar donde van los malos tras la muerte, esa siempre ha rondado por mi cabeza por mi pasado religioso, pero es complejo, muy complejo porque de alguna manera en algún momento, aunque sea de pensamiento, todos merecemos r al infierno, ¿en serio?, ¿tan malos somos?, pues de instinto a veces si, porque igual no he hecho, pero si he deseado cosas, todos tenemos un lado oscuro, y a veces, no es solo oscuro, si no muy oscuro.

De hecho, la palabra infierno proviene que la misma raíz griega que la palabra oscuro, porque tanto griegos como romanos enterraban a sus  difuntos bajo tierra, en el mundo de la oscuridad.

Después, y por último, los que dicen que el infierno está en esta tierra, en esta vida, y una parte de razón tienen, seguro, personas que están sufriendo cosas horribles, muertes por personas que decían que las amaban, cuyo deber era cuidarlas, amarlas, protegerlas y satisfacerlas, ¿Cuántas aberraciones habrá sufrido esa persona hasta la hora de su ejecución?, ¿Cómo podemos opiar tan a ligera de cuestiones que no hemos experimentado?, igual lo veíamos desde otro punto de vista, como El Colgado, ahí indefenso, esperando a que le peguen, como un saco de boxeador, y encima pone buena cara, igual es para que le peguen poco.

Y esos andrajosos mentales, almas carroñeras ¿Qué merecen?, una justicia severa, implacable, no hay mayor bajeza que abusar de otra persona porque es mas débil, en cualquier sentido

Intentamos visualizar el infierno como lugar, no podemos, estamos presos de dos coordenadas que nos lo impiden, espacio y tiempo, y todo no lo que esté ligado a estos dos conceptos escapa de nuestra comprensión, pero no de nuestra intuición.

Este personaje es la parte negativa del diablo, el rey del infierno, es cuando está en su pedestal, enseñándote la lengua mientras te tiene atado y servil, con las manos en la espalda, como El Colgado, en el tarot hay una cosa llamada ley de las repeticiones, y cuando eso pasa suele confirmar algo.

Mi protesta por la violencia machista, cada día es noticia, vergüenza de nuestra sociedad, putos diablos, lleváis el infierno por donde pasáis.

Patricio

 

Deja un comentario