RSS

Ayer en el grupo la Cuna de oro colgué una frase de Einstein que decía: Todos somos muy ignorantes, lo que ocurre es que no todos ignoramos las mismas cosas.

Esto me hizo reflexionar hacia tiempos pasados, me hizo pensar en mi madre, cuando trabajaba sirviendo en casa de una familia burguesa, recuerdo como muy lejana a aquella señora, siempre trató a mi madre con respeto y cortesía.

Esta mujer tenía en aquellos tiempos un cargo importante en la Diputación de Barcelona, un día, mi madre le pidió que le tramitara unos papeles, pues para ella la cosa era complicada, la mujer lo hizo con mucho gusto, y al dárselo todo arreglado mi madre aparte de darle las gracias le dijo algo así como ¡soy tan ignorante!.

¿Ignorante?, trabajando desde los 8 años, un marido enfermo, una madre inválida, trabajando sin parar como una perra, un hijo que solo te da disgustos, sin un capricho para poder darte a ti nunca, los otros siempre son antes.

No, la ignorante soy yo, que me ha sido todo dado en la vida, me cocinan me planchan, me lavan, a ti te veo bien jodida y trabajando, a mi me duele un poco la cabeza y ya no valgo para nada, si hubiese una guerra sería de las primeras en morir, no se hacer nada práctico.

Yo tuve mas suerte que mi madre, si no estudié más en su momento fue porque no me dio la gana, con mas años me podría mas adelante, alguna vez en comentarios leo: disculpa mi ignorancia….., siempre me recuerda a mi madre, seguro que mientras yo estaba estudiando esa otra persona estaba trabajando a todo meter y cuidando de su familia, con mas bien poquito tiempo para respirar tranquilamente.

Si Einstein, para mi el personaje mas importante del sigo X, decía lo que decía, yo ignorante y medio

Patricio

 

Deja un comentario