RSS

 

Nueva York, invierno del año 2006, el afamado psiquiatra Dr. Albentowse, en una visita normal, recibe a una paciente joven, la cuestión es que en sus sueños se aparece repetidamente un individuo al cual no conoce, lo describe como un personaje de cara redonda,  calva incipiente, los labios extremadamente finos, en concreto el superior, y las cejas muy gruesas, el Dr Albentowse, mientras escuchaba la descripción hizo varios dibujos del personaje, identificando instantáneamente la paciente al personaje, acabó la visita y el Dr Albentowse dejó el dibujo sobre su mesa sin darle mucha mas importancia, en principio parecía un reflejo del subconsciente.

La cuestión tomó otro cariz cuando el mismo día otro paciente reconoce el dibujo como un personaje desconocido que aparece en sus sueños, en el mes siguiente tres pacientes mas coinciden en el personaje, todos coinciden en que el personaje aparece en sus sueños.

El Dr Albentowse decidió hacer copias del dibujo y enviárselo a diferentes compañeros de profesión, meses después comparando datos vieron que el personaje había aparecido a varios pacientes de dichos doctores, decidiendo el Dr Albentowse crear la página web http://www.thisman.org/, para que se pudiesen registrar todas las apariciones, registrando el primer año mas de 2500 personas.

Las apariciones son de lo mas variado, se aparece mucho mas a mujeres que a hombres, se le describe como un amante formidable, un Papa Noel bondadoso, un asesino perturbado, un compañero de vuelo astral, provocando diferentes tipo de sentimientos, desde miedo a deseo.

El acontecimiento dio pie a todo tipo de hipótesis, unos afirmabas que es alguien con la habilidad de interferir en los sueños, otros hablan de una teoría conspiratoria para controlar los sueños de los ciudadanos, la que parece tener mas lógica dentro de lo abstracto, es que ese rostro forme parte de la conciencia común o subconsciente colectivo, aunque en estas cosas nunca se sabe muy bien por que idea decantarse.

Mi nunca se me ha aparecido en mis sueños, o al menos no soy consciente de ello, ¿y a ti?, ¿se te ha aparecido alguna vez?

Patricio

 

 

Deja un comentario