RSS

 

Este hechizo es para quienes buscan buena fortuna, una especie de “abrecaminos”, para cuando nos sentimos atascados en alguna esfera de la vida, cuando queremos que la diosa fortuna nos sonría, porque hace ya tiempo que dejó de hacerlo en el sentido que deseas.

Se basa en el conjuro medieval de La Mano de Gloria, y la costumbre de la hechicería clásica relativa a “la medida”, la macabra “mano de Gloria”, en origen, era una mano amputada a algún delincuente ahorcado se le amputaba y se le añadía grasa animal, se prendían sus dedos y era considerado un talismán muy potente.

Posteriormente se adaptó a hacerlo en pergamino, entre otros motivos porque manos de ahorcado para todos no había.

A este hechizo le añades el conjuro “tomarás una medida”, dibujando el contorno de tu mano dominante en un pergamino, algunas brujas siguen guardando la tradición poniendo tramos de cordel por el cuerpo en lugar de usar cinta métrica.

 

INGREDIENTES

Sal

Una vela, particularmente pondré un velón rojo que habré limpiado y vestido

Cerillas

Tijeras

Un pergamino, cartulina o folio, yo utilizaré pergamino

Un lapicero, bolígrafo o pluma para dibujar el contorno de tu mano

Un cuenco resistente al fuego

La carta El Loco, y la carta La Luna

 

MOMENTO DE LA EJECUCIÓN

En cuarto creciente

 

PROCEDIMIENTO

Hacer un círculo de sal en el sentido de las agujas del reloj, sin acabar de cerrar.

Enciende la vela y pronuncia:

 

SEÑORA FORTUNA

BENDICE ESTE HECHIZO

Y TAMBIEN MI SUERTE

 

Apoya la mano dominante en el pergamino hoja o cartulina y con el lapicero traza su contorno.

Sobre la palma que has dibujado escribe la siguiente frase:

 

DE LA RAIZ

A

LA COPA

 

Seguidamente, en la otra parte de la mano recortada, escribe tu deseo

Recorta la silueta  de la mano y pronuncia:

 

MI DESEO ENVIO

A TRAVES DEL HUMO

 

Prende fuego a los dedos de la mano recortada con la llama de la vela y traslada la mano ardiente al cuenco hasta que se consuma por completo.

Mete el cuenco dentro del círculo, y acaba de cerrarlo

Ahora viene un momento de tranquilidad, sosiego, conversación tranquila, digamos 20 minutos/media hora.

Abre el círculo, reparte las cenizas entre los asistentes,

Fin del ritual, ya en tu casa, entierra la ceniza en tierra, una maceta estaría bien, y mientras lo estés haciendo, pronuncia:

 

QUE ESTE DESEO DE CENIZA

PROSPERE BAJO EN INFLUJO DE LA LUNA.

 

Recuerda lo que pienso al respecto de los rituales, después tú lo transformas a tu manera.

Patricio

 

 

 

Deja un comentario