RSS

La Justicia: ese juez severo que llevamos dentro, nos mira de frente, como acusándonos de algo, lleva una espada para amenazarnos y una balanza para pensar nuestras acciones y pensamientos, sentada, fría, simétrica, intransigente y sobre todo perfeccionista, nos ve y nos acusa, nos vemos y nos acusamos
Veo muchas personas que sufren porque se atuoacusan de cosas que en la mayoría de los casos no tienen culpa alguna, cosas del pasado, muchas veces de la niñez, que o no se podían modificar de ninguna manera ,o cosas que no son reales porque no fueron así, las recordamos deformadas, dándoles muchísima mas importancia de la que tenían en realidad, eso pasa en la mayoría de las veces, miremos la carta tal como es.
La carta no es simétrica en absoluto, al contrario, nos dice que la perfección no existe
El poste derecho es liso y tiene un pirulí
El izquierdo es rallado y no tiene adorno
El fondo izquierdo tiene una franja naranja que el derecho no tiene
La manga derecha tiene un color diferente a la izquierda
La espada esta torcida
El collar también esta torcido
La balanza esta torcida
¿Por qué esta torcida la balanza?, porque esta haciendo trampas, con el codo derecho la empuja para abajo, muy sutilmente pero lo hace, y con la rodilla izquierda la levanta, la manipula según sus intereses
Creo que deberíamos dar un golpe de estado interior y derrocar a ese juez tan severo que muchas veces nos tiene agarrotados y cambiarlo por esta nueva visión, que  nos asesoremos mejor de los conceptos culpabilidad e inocencia, porque todos somos culpables e inocentes la vez, que recuperemos la amistad con nosotros mismos, al menos eso le debemos al niño que una vez fuimos, ¿os acordáis?, que no somos perfectos ni lo seremos jamás, que somos humanos, no casi ángeles como algunos nos quieren hacer creer, y como hace La Estrella purifiquemos las aguas pasadas para que no nos perjudiquen en el futuro.

Patricio

 

Deja un comentario