RSS

Suele haber varias diferencias entre el día y la noche por el día  sueles ver las cosas con mas claridad, la noche es diferente, distorsiona las cuestiones, tenemos los sentimientos mas a flor de piel, por el día reina el ruido, el movimiento, por la noche el silencio, la quietud, la introspección, y como tengas alguna cuestión sentimental, llamésmole delicada, la noche puede llegar a convertirse en tu enemiga, cruel, perversa.

A veces pensamos que la cama es un lugar apacible, donde descansar, damos vueltas, nos vamos reacomodando, entrando la posición ideal, incluso algunos tenemos una almohada a la que llamamos la almohada de abrazar, en esos malos momentos, las vueltas se hacen interminables, al almohada de abrazar pasa a se solo eso, una almohada mas.

Luchas por dormir, no puedes, el sueño desaparece, repasas situaciones, alternativas, revives los malos momentos,, parece que el sueño y los pensamientos negativos no son buenos amigos, pues si consigues dormir lo normal es que el sueño no sea reparador, si no muchas veces peor, revives pero con mas peso negativo, lo que llamamos pesadillas,

Vas mirando el despertador, la una, las dos, las tres, las cuatro, la noche parece interminable, y tu igual, dando vueltas y pensando, cuando seguramente del problema no puedes arreglar nada, porque no depende de ti, tu has hecho lo posible, has dado todo, pero parece que todo sea en vano.

Pensamos en alternativas, ¿Qué hubiese pasado si en lugar de aquello hubiese dicho lo otro?, ¡ah!, a veces tengo un carácter muy áspero, tendría que haber hecho mas caso……y mil tonterías mas, a veces la distancia y el tiempo hacen estragos, creemos que estamos preparados para esto u otra circunstancia y cuando nos vienen nos damos cuenta que de preparados nada, pues nos invade el sentimiento, la ausencia, el vacío.

Entonces, muchas veces deseamos que se haga de día, que haya movimiento, ruido, ocuparnos en cosas pues nos hacen olvidar un dolor agudo, intenso que llevamos de fondo, pero como estamos ocupados, entretenidos lo vamos sobrellevando,,,,,,hasta que aparece la noche, esa noche que cambia de cara, pudiendo ser el aliado mas sublime pasa a ser el enemigo mas cruel.

Pasa como todo en la vida, las noches felices parece que duren un poquito y las malas se hacen interminables, entonces vives la carta en toda su plenitud, los perros que aúllan, las casas cerradas, el cangrejo que va pellizcando tu alma y esa luna que sin compasión te va absorbiendo la energía, lo sabes al día siguiente, cuando estás hecho polvo, triste y sin ganas de nada.

Esperemos que sea una noche estrellada, así nos trasmitirá un halo de esperanza.

Patricio

 

 

 

Deja un comentario