RSS

Fondo de la historia, voy al médico porque me duele la rodilla. Buenos días doctor, no me siento bien, ¿Qué me pasa?

¿Qué síntomas tiene?, ¿Qué le duele?

Usted debería saberlo, es el médico, para eso ha estudiado

Dígame los síntomas o donde le duele

¡Pues vaya un médico que no sabe lo que les pasa a sus pacientes!

Tras ese sinsentido el médico tiene varias opciones, derivarme al tontólogo, hacer multitud de pruebas a ver donde está el problema, invirtiendo así un tiempo y unos medios desmedidos, o despedirme sin muchas contemplaciones, bastante rara y complicada es la vida como para tener que aguantar a gilipollas como yo, en este caso, ficticio, claro.

La pregunta al tarotista puede ser parecida, usted dígame todo lo que vea a ver si descubre que me pasa, transformando así el tarot en el juego de las adivinanzas. ¿a quien no le ha pasado?

Si en lugar de esto le decimos al doctor: me duele la rodilla, o al tarotista: mi relación está estancada, no avanzamos, sabremos rápidamente que le pasa a nuestra rodilla o a nuestra relación, ambos, médico y tarotista nos darán unas instrucciones y consejos, ambas cosas nos pueden gustar o no, seguirlos o no, eso ya depende de nosotros.

Si el médico me dice que tengo que operarme, visitaré otros médicos a ver si me dan una alternativa que me guste más, y si el tarotista me dice que tengo que cuidar la relación, que tengo que darme mas, no ser tan egoísta en todo, tan infantil, irresponsable, perezoso, entonces buscaré un tarotista mas bueno, este no tiene ni idea, ¿es que no ve que la culpa de todo la tiene ella?, entonces, ¿Quién tiene que cambiar?, ella, lógicamente.

Hay otra cuestión importante, cuando queremos algo, una respuesta, un objeto, lo queremos ya, pues si quiero una respuesta rápida y clara, tengo que ser concreto y conciso.

El tarotista debe ser un personaje apto para escuchar cualquier tipo de circunstancia sin juzgar nada, pues no está ahí para eso, conocedor a la perfección de las debilidades humanas, examinar la tendencia, si aquello tiene arreglo fácil o difícil, si vale la pena de verdad, porque a veces nos desvivimos por quien no lo merece.

¿Quiero una respuesta clarita?, entonces tengo que preguntar de la misma manera.

Patricio

 

Deja un comentario