RSS

Corría mas o menos el mes de abril del pasado año, cuando decidí desarrollar un gran ritual con un muñeco, al cual Teresa y yo bautizamos como Ezequiel, muñeco protector, el cual tenia además otras cualidades, el trabajo se hizo en 8 o 10 publicaciones en los que se fueron tocando de paso todos los temas accesorios. Los elementos, velas, pentáculo, círculos, horas, lunas, etc, para lo cual, aparte de las personas asistentes vinieron también mi amigo Jose María Balagué para fotografiar paso a paso y Jacko para dibujar el mismo en cuatro viñetas, en su momento fue una novedad, elegimos posteriormente un dia y una hora e hicimos muchos el ritual a la vez, aquello fue toda una experiencia, recibí un montón de fotografías de muñecos, hechos por seguidores, lo cual me agradó en sobremanera.

En lo que se refiere al día en concreto en el que reproducimos gráficamente el ritual, no fue una sesión de fotografía, fue hacer el ritual, nos llevó algo mas de una hora, mientras íbamos cosiendo y rellenando los muñecos con las plantas adecuadas íbamos charlando tranquilamente de cosas diversas, exactamente como hacemos siempre que repetimos algún ritual con muñeco, vas por partes, coses piernas, rellenas, coses hasta los hombros, rellenas, coses un poco la cabeza, rellenas y acabas de coser, en cada parte, se para y se recitan unas palabras.

Al cabo de unos días José Maria vino a verme y me entregó el dvd con las fotos, las estuvimos mirando y  comentando, pues somos amigos desde pequeños, además, los dos del 19 de junio,  una en concreto había llamado su atención, y cuando reparé en el detalle, a mi también me chocó, pensarás lo que quieras, que soy muy imaginativo, si, lo que te de la gana, pero a mi me dio que pensar, para mi, aquello era un ritual de muñecos, y entre ellos había un rey

Deja un comentario