RSS

 

Esta frase es la que comienza aquel discurso que nos da tanta rabia, tu, lo que tienes que hacer, es…………… chorrada monumental, normalmente dicha muy a la ligera, pues el que suele decir esto, lo mira desde su punto de vista, desconociendo el resto de circunstancias que envuelven a tu forma de vivir, a tus problemas, al enfoque que le das a las cuestiones, a tu forma de vestir, de peinarte, de lo que sea, teniendo en cuenta además, que nadie le ha pedido opinión.

Es como si la persona se vistiese de El Papa, y el camino que te marca fuese el único posible, el bueno, o sea, el suyo, se parece a aquellos antiguos fariseos, siempre estaban con lo mismo, no toques, no mires, no gustes, no leas tales cuestiones, y todo era no, no, no, a lo mejor es por ese motivo que esta carta no es una de mis favoritas, siempre hay algo que te influye en la percepción de los arcanos.

Me imagino al Papa y a La Estrella, viajando en coche desde Barcelona a Valencia, de repente, por el arcén va caminando tranquilamente El Loco, La Estrella pensaría: “Este tío me gusta, viste como le da la gana, le gustan los animales de compañía, ¿Qué comerá?, no le importa, se busca la vida, lleva una cuchara al hombro, ¿Dónde dormirá? Le importa un pito, es de día, hasta la noche todavía falta mucho.

En contraste, El Papa pensaría: ¡vaya un tío guarro!, a este lo cogía yo, le quitaba la ropa y se la quemaba, una buena ducha y un buen fregado con un cepillo de cerdas fuertes, el perro a desparasitar, y a este cantamañanas, le pongo un traje, y a trabajar 8 horas cada día como todo hijo de vecino, no puedo resistirme, paro el coche, bajo y se lo digo, ¡oye!, ¡mira!, ¡tu!, lo que tienes que hacer, es………….., bueno, han sido unas lecturas muy personales de una situación.

Si lo piensas fríamente, el 90% de lo que sabes, de lo que te es útil, lo aprendiste en la guardería, después han ido pasando algunos maestros, uno o dos, como mucho, habrán dejado huella en ti, en cualquier tipo de formación que hayas recibido.

Lo que tienes que hacer es lo que te de la gana, cuando te de la gana y de la forma que te apetezca, o sea, ser feliz a tu manera, sin interferencias.

Patricio

Deja un comentario