RSS

Tengo solo un hermano, 7 años menor que yo, los dos del 19 de junio, parecidos y diferentes, como muchos hermanos, una de las diferencias es a la hora de partir el pan, a él le molesta mucho que yo lo parta con la mano y a mi me molesta en la misma medida ver como lo corta con el cuchillo, los occidentales no le damos importancia a este hecho, los árabes y judíos, si, lo tradicional es partirlo con la mano, piensan que cortar el pan es malvado.

El pan, en todo su proceso, tiene un sentimiento religioso, entre místico y sagrado,  desde que se recogen las semillas hasta que se amasan los panes todo esta hecho en el nombre de Dios, el concepto de “comer pan” abarca a toda la comida, cuando leemos en la Toráh, “los egipcios no pueden comer pan con los hebreos” no se refiere a comer solo pan, sino la comida, como la entendemos los occidentales.

En aquellos tiempos habían dos tipos de pan, el de la clase pudiente, que era de trigo y el de la clase menos pudiente, que era de cebada, aunque parezca sorprendente es el pan mas antiguo que se conoce,  también se denominaba así a algunos países enemigos en forma despreciativa, “comen pan de cebada”, en el sueño del madianita cuando los orgullosos madianitas iban a enfrentarse a los despreciables israelitas aparece “pan de cebada que rodaba hasta el campo de Madián”, la interpretación viene a ser: los comedores de pan de cebada os van a dar una paliza de miedo.

Los panes solían tener tres formas distintas, los pequeños, parecidos a nuestros panecillos, que eran llamados “panes chicos” o “panes pequeños”, los panes grandes, de forma redonda, del grosor de una tortilla de patatas grande, y los panes que parecen con tortas muy finas, parecidos a los creppes sin doblar, usados en lugar de cucharas para sopear,  este pan es bastante flexible y se suele doblar para llevarlo en el morral y comer cuando lo necesiten.

El método mas primitivo de cocer el pan era poner los panes sobre piedras calientes, lo define como “poner una torta sobre ascuas”.

Con frecuencia, el pan se cocía en un horno público, en Marruecos, el único país que conozco bien, posiblemente  mas que el mío, se sigue haciendo, los mas antiguos que he visto consisten en un tubo grande de una especie de barro cocido, de un metro de diámetro y de uno y medio de largo, (mas o menos), se hunde en la tierra en medio de la barraca, las mujeres se turnan para cocer su pan, la masa la han hecho ellas en casa, aunque también hay panaderías y baguettes, claro.

El combustible es vegetal, se arroja dentro del tubo y cuando este se calienta con el fuego, alucinas, entre oleadas de humo y lenguas de fuego que salen del pozo, parece como un cráter activo, pero en pequeño, el profeta Malaquías, debió tener una visión de un horno parecido cuando escribe: “he aquí viene el día ardiente como un horno, y todos los soberbios, y todos los que hacen maldad, serán estopa”.

Este es uno de los primeros escritos hablando de usos y costumbres en tiempos de la Toráh, desarrollaré mas, como tipos de alimentos, concepto de casa, costumbres a la hora de la comida, programa diario de actividades, vida pastoril, oficios y profesiones, asaltos y venganzas de muerte o el concepto de esclavitud entre otros, comprender estos conceptos ayuda mas tarde a comprender otros un poco mas complejos,  no hablan de la cábala, pero sirven como introducción, porque para entender la cábala hay que pensar en oriental.

Patricio

Deja un comentario