RSS

Mi pequeño diario: miro tu cara y me asusta tu actitud, altiva, casi agresiva, aparto mis ojos de los tuyos, me da miedo verme reflejado, porque me doy cuenta de que ese miedo no es mas que un reflejo de mí mismo, de mi manera de ver y actuar en la vida.

Tu eres el reflejo de donde me miro y donde me engaño, culpando a esa imagen de mis errores, mi cerebro se bloquea, no pienso, mi razón se desvirtúa y mis ojos, tan abiertos, se ciegan ante tanta hipocresía, ¡que difícil romper ese hilo que me convierte en una marioneta de mi mismo!. ¡Como cuesta de cerrar esa caja llena de secretos que pujan por salir!, y liberarse, ¡liberarme!.

Mi altivez me mantiene en pie, en ese pedestal que me eleva sobre esa sumisión que por mas que intentan no doblegan, lloro lágrimas de dolor, de rabia, mi corazón está dividido entre lo que quiero y lo que debo hacer.

Eres el coco que sale del armario y no me deja dormir, eres la oscuridad que nubla mi sol, eres en definitiva mi decisión, me sacas la lengua, te doy mi complicidad, me ahogas, no me dejas pensar, me sigues con la mirada, me penetras con esa ironía  de creerte vencedor.

Estoy en pie, te busco de frente, se impone la razón.

Salí de mi miedo…..gano yo.

Maxi Cabeza Salguero

Deja un comentario