RSS

 

El Loco. Cada día me fascina más esta lámina. El Alfa y el Omega de los Arcanos Mayores. La Isis Velada y la Isis Desvelada. El Loco, el Arcano que representamos todos antes de que la “educación” nos haga pasar por los disfraces de la existencia, Hasta la canción de Serrat lo dice “esos locos bajitos”. Y pasados los años…, pobre anciano, se ha vuelto “loco”, lo han tenido que ingresar en una residencia.

Ha vuelto a convertirse en el Arcano sin número. Muchas veces pienso que son las dos etapas de la vida más coherentes. ¿Y quienes somos para tener la osadía de valorar quién está loco y quién no? ¿Quién nos asegura que nuestra visión de lo correcto es la real? Siempre me ha fascinado el Mito de la Caverna de Platón. Unos hombres que viven encerrados en una caverna, mirando una pared iluminada desde atrás. Para ellos las sombras reflejadas en la pared son el mundo real. No conocen nada más. Han vivido viendo esas sombras, y es lo único que existe para ellos. Uno tiene el valor de ir más allá. Sale de la caverna. Es el Buscador. Es el Loco. Es el que se atreve a adentrarse en lo desconocido, es el que se atreve a caminar por las láminas del Tarot siendo consciente de ello. Según Éliphas Lévi, un hombre encerrado durante años en la cárcel, sin más lectura que las láminas del

Tarot, podría adquirir el Conocimiento Universal, y estoy de acuerdo. ¡Que pena que muchas personas sólo vean en el Tarot una manera de predecir el futuro!. Cuando uno de nosotros se decide a salir de la caverna a buscar respuestas, que más bien se convierten en más preguntas, empiezas a convertirte en el Loco para los que te rodean. ¡Mira que eres rarita! ¡Vaya petardos que te lees! ¡Pasas demasiado tiempo entre papeles! ¡Ahora el Tarot! ¡Ahora la Cábala! ¡Ahora a los ocultistas del XIX!…¡Vas a terminar como una cabra! Y entonces algo empieza a tomar sentido… Al menos te das cuenta de que tu cerebro empieza a funcionar con coherencia… Eres capaz de percibir ciertas cosas desde el punto de vista del Loco, y eso ya es un gran avance. Si que es verdad que a lo mejor te empiezas a separar un poco del “mundo real”, empiezas a dejar de mirar a la pared con las sombras moviéndose y el salir de caverna cuesta trabajo. La salida es cuesta arriba, pero creo que merece la pena el esfuerzo. Muchos siguen mirando la pared. Es más cómodo. Es más políticamente correcto. Pero animo a todo aquel que lea esto a que tenga el valor suficiente de ponerse cara a cara con el Loco y comenzar la búsqueda.

Morrigan Mort

Deja un comentario