RSS

Muchas veces hemos visto al arcano El Colgado en la visión tradicional, la parada, el sufrimiento, la confusión, el desinterés, la introspección.

Lo identifico con mi amigo Isaac, ese del que hablé el otro día en plan novelado, en la publicación llamada La Trama, ese que se gana la vida arreglando problemas ajenos de forma muy variopinta.

Parece que esté colgado, pero solo lo parece, él argumenta que hay problemas que no se arreglan simplemente porque se ven como siempre, de la forma que los ve todo el mundo, de pie, y a veces no, a veces hay que mirarlos de otras formas, incluso invertidas para poder tener otra perspectiva y darle otro tipo de solución, por eso está al revés, o a lo mejor el que está al revés somos tu yo cuando queremos afrontar la misma cuestión de la forma que entiende todo el mundo que hay que hacer las cosas.

Isaac se asemeja al Colgado, parece que no se mueva, que esté parado, con la manos a la espalda, quietas, ¿quietas?, ¿seguro?, ¿o acaso está tramando?, veamos por que pienso eso.

Teniendo en cuenta que tanto el arcano El Sol, como La Luna, son dos arcanos de gran actividad mental, dos formas de concebir, no pensamos de la misma forma por el día que por la noche, los pensamientos nocturnos son diferentes, a veces te levantas por la mañana y piensas ¿como he podido pensar esto esta noche?, ¿o eso solo me pasa a mi?, si, por la noche tenemos los pensamientos mas absurdos, pero también las ideas mas brillantes.

Pues bien, entre sus cabellos tiene un sol y una luna, los he señalado, ¿dónde están?, en la cabeza, donde están las ideas, ¿eso que quiere decir?, que aunque parezca parado, su mente no lo está, en absoluto, acaba de huir del mundo normal y ha entrado en su mundo de tramas y soluciones diversas, e imagino sus manos escondidas en la espalda haciendo algún tipo de cálculo maquiavélico.

Tanto Isaac como El Colgado son especiales, los dos te dan una alternativa diferente, a veces puedes pensar, ¡bah!, ahora te has pasado, eso es una auténtica locura, pero cuando más tarde, por la noche, reflexionas sobre la idea la cosa va cogiendo otro sentido, como que va cogiendo cuerpo.

Hoy le voy a poner nombre al Colgado, por un dia lo voy a llamar Isaac.

Patricio

Deja un comentario