RSS

Según la Real Academia Española, un homúnculo es un ser humano de tamaño muy pequeño, la idea irrumpió en la antigua alquimia, se creía en esos momentos que los homúnculos eran humanoides que surgían combinando órganos o fragmentos humanos con otros materiales

Los procedimientos para crear homúnculos de todo tipo eran muy variados, expongamos el caso típico o clásico,  la mandrágora, habían rituales de mucho tipo, pero esta planta era alimentada antes de arrancar para ser usada, de muchas formas diferentes, para algo digamos “blanco” con miel o leche, si la cosa era más oscurilla podía alimentarse de sangre, el lector pilla la idea perfectamente, después, todo es experimentar para saber

¿Por qué la mandrágora?, porque su raíz tiene la forma de algo parecido a un humano pequeñito, ¿pero solo la mandrágora tiene esa cualidad?, no, hay más, aunque la mandrágora puede ser considerada la reina de las plantas mágicas, para bien o para Cualquier aficionado a la alquimia conoce el nombre de Paracelso, pues en sus escritos afirma haber creado un homúnculo al intentar encontrar la piedra filosofal, uno de los beneficios de la misma es la eterna juventud, la criatura no habría medido mas de 30 centímetros, había experimentado caminos claros y oscuros con el homúnculo, siendo mas eficaz contra ataques malignos el oscuro

A estos dos homúnculos los he tratado de forma diferente para experimentar, uno mas clarito, otro mas oscurete, cada uno para una cosa diferente veremos en unos días las formas que van cogiendo

¿Dónde está la magia?, te dirán, en ti, y si, es verdad, pero ¿Dónde mas?, en la naturaleza, ahora te venden unas cosas incomprensibles, como aceite de macedonia, extracto de Amarosa, o esencia deMusicantro, olvidándose de las clásicas, La mandrágora, el beleño, la belladona, el estramonio,

Ah mira, el estramonio, hablaré la próxima vez de ella, es una de las plantas muy curiosas por muchos motivos, en concreto por uno de sus nombres, El chocho de las brujas

Patricio

 

 

Deja un comentario