RSS

Hay otra forma básica de ver a El Emperador al revés, al falto de ambición, al inmaduro, al melancólico, al que le falta motivación o sea a mi primo Ramón.
Cuando lo conoces, al instante sabes perfectamente quien manda en su casa, reúne todas las cualidades antes expuestas, totalmente diferente a Rogelio, también es El Papa al revés visto desde otro ángulo, otra faceta.
De casa al trabajo y del trabajo a casa y cuando se retrasa 10 minutos le toca dar explicaciones, en el trabajo es el centro de muchos chistes, de los cuales solo sonríe aceptando las burlas de los demás, es la persona adecuada para pedirle algo por su tremenda dificultad para decir que no a nada.
Cuando esta de vacaciones se transforma en el chico de los recados y en el que se queda cuidando a los niños cuando los demás se están divirtiendo, y al final, cuando las vacaciones han terminado y le preguntan ¿como te lo has pasado? siempre contesta, “de maravilla”.
Habla mucho de cuando era joven y soltero, pero solo cuando no esta mi prima delante, evoca cuando era El Emperador al derecho, pero se conforma con vivir girado, una lastima.

Patricio

 

Deja un comentario