RSS

Alguien me pidió últimamente que escribiese algo amable de este arcano, pues un conocido le tenía ojeriza,

Primero aclarar que es normal que hayan algunas cartas que no te caigan tan bien como otras, personalmente el Papa y el Ermitaño no acaban de ser del todo de mi agrado, pero centrémonos en el arcano que nos ocupa.

Podríamos empezar por muchas partes, pero digamos que es el arcano que representa tus deseos mas ocultos, eso que e el fondo de tu alma te gustaría hacer pero tu mismo te limitas o te lo prohíbes, por prejuicios morales o sociales.

Es el que te incita a divertirte cuando llevas demasiado tiempo “pansido”, el que te dice ¡venga ostias!, ¡espabila! Que la peor muerte que existe es morirse de asco, ¡la vida hay que vivirla!

Es aquella que te habla de aquellas cuestiones que te dan tanta curiosidad pero claro, como hay tantos que dicen ¡cuidado, cuidado!, pues con tanto cuidado igual vives en la ignorancia de algo que puede dar un placer brutal, o como mínimo diferente.

Es la carta que te habla de que hay otros mundos, no el de la rutina y la monotonía, que todo es como te lo tomes, que muchas veces para divertirte o lo sacas de dentro de ti o no  hay forma, que necesitas un cambio de chip, que te de un aire, hacer algo como aquello que hacías antes que te reías como un loco, no una leve sonrisa.

A veces hacer alguna travesura, aparte que es sano y estimula la risa, te hace volver a otros tiempos, algo que te lata el corazón, que te haga sentir vivo, la verdad, sin esta carta el tarot sería algo mucho mas aburrido, como la falta de ella en la vida.

Patricio

Deja un comentario